22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 13 de diciembre de 2019

    El PSPV pide trasladar al Banco de España y al Tribunal de Cuentas el fraude de los cuatro millones en la EMT

    Compromís rechaza la urgencia de esta moción y emplaza a debatirla la semana que viene para consensuarla

    El PSPV pide trasladar al Banco de España y al Tribunal de Cuentas el fraude de los cuatro millones en la EMT
    Autobús de la EMT por el centro de València - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    VALÈNCIA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de València ha presentado una moción urgente en la Junta de Gobierno Local en la que insta al consistorio a trasladar al Banco de España y al Tribunal de Cuentas el fraude de los cuatro millones de euros en la Empresa Municipal de Transporte, aunque no se ha debatido en esta sesión, debido a que los representantes de Compromís no han votado a favor de la urgencia de la moción, lo que ha hecho que no entrase en el orden del día.

    Así, esta propuesta queda encima de la mesa para ser incluida en el orden del día próximas sesiones de la Junta de Gobierno Local. El vicealcalde de Compromís, Sergi Campillo, ha explicado en atención a los medios que "no tenían conocimiento" de la propuesta hasta que lo han leído en prensa, por lo que en la junta no han querido "entrar en el fondo" de la moción.

    "Queríamos un poco de tiempo y de margen para estudiarla y para llevarla de manera consensuada a la junta de gobierno. La llevaremos a la próxima comisión de coordinación del gobierno", ha explicado Campillo.

    El edil de Compromís ha agregado que su formación prefiere que "mociones que tienen implicaciones jurídicas vayan a la junta con informes jurídicos detrás y no simplemente firmada por una concejala" por "seguridad jurídica".

    Por contra, la vicealcaldesa socialista, Sandra Gómez, ha asegurado que Compromís "conocía perfectamente" que esta cuestión era "la voluntad" de los socialistas. "Tres meses llevamos hablando de este tema", ha aseverado Gómez, al tiempo que ha remarcado que ella misma se lo había advertido al vicealcalde Campillo "en más de una ocasión".

    Gómez, que ha comparecido ante los medios después de Campillo, ha explicado que los socialistas están "cada vez más preocupados por la posible responsabilidad jurídica de los consejeros" de la EMT --del que forman parte los ediles socialistas Ramón Vilar y Elisa Valía, así como los de Compromís Giuseppe Grezzi y Lucía Beamud y la exconcejala Pilar Soriano--.

    "Forman parte de un consejo de administración, y por ello tienen una responsabilidad. Yo como portavoz socialista no podía seguir exigiéndoles que arriesgaran su futuro jurídico y por tanto personal por esta historia", ha aseverado.

    En esta línea, Valía --que ha comparecido junto a Gómez-- ha señalado que esta petición la realizaron los socialistas en octubre, durante las primeras sesiones de la comisión de investigación, y que entendieron que no se comunicara entonces "porque es verdad que podía afectar a la estrategia judicial de la EMT". La concejala ha incidido en que "lo más importante es recuperar los cuatro millones de euros".

    "Acordamos dilatar el momento de la decisión hasta poder tener la opinión de juristas y otro tipo de especialistas que han pasado por el consejo y la comisión. El miércoles se produjo la última sesión, donde vino alguien externo con experiencia y criterio profesional y el jueves se promovió esta moción, que pretendía reafirmar el compromiso del gobierno con la transparencia", ha detallado Valía.

    Así, ha indicado que esta moción "pretendía que el Ayuntamiento de València, como propietario de la EMT, tomase una decisión de comunicar al Tribunal de Cuentas y al Banco de España que ha habido una pérdida patrimonial en la empresa y que se está investigando", ha indicado.

    "Lo que se busca es esclarecer qué condiciones han permitido que esto pase. El fraude entendemos cómo ha ocurrido: hay una persona con un acción clara que lo ha iniciado, pero también han podido producirse transferencias durante 20 días porque nadie se ha dado cuenta, por lo que hay que averiguar qué pasa que en 20 días nadie se da cuenta de que están saliendo millones de euros sin control", ha manifestado.

    DISCREPANCIAS ENTRE LOS SOCIOS

    Esta cuestión no ha sido la única en la que han discrepado los socios del Acuerdo del Rialto, que sustenta el gobierno municipal en València, durante la Junta de Gobierno Local de este viernes. En ella, se ha aprobado una moción de Compromís con la abstención del PSPV para presentar las alegaciones a la ampliación norte del Puerto. Los socialistas han presentado una moción alternativa y Gómez ha criticado que "no ha habido una voluntad de consensuar un texto" para esta propuesta.

    También ha sido motivo de desencuentro entre los socios la convocatoria que realizó este jueves el PSPV-PSOE de una comisión de seguimiento del Acuerdo del Rialto a cuenta de los nombramientos de los alcaldes pedáneos de la ciudad.

    Los negociadores de Compromís no se han presentado en la cita porque, en palabras de Campillo, "con tanta premura no podían reunirse". No obstante, ha afirmado que tienen "toda la predisposición del mundo para reunirse".

    Por su parte, Gómez ha señalado que decidieron convocar la reunión para este viernes porque al celebrarse la Junta de Gobierno Local "suele ser más habitual" que estén todos en el consistorio.

    Al respecto de los alcaldes pedáneos, el PSPV ha criticado a sus socios por proponer que ambas formaciones compartan la alcaldía de Benimàmet (dos años cada uno). El PSPV fue la fuerza más votada en este pueblo de València, por lo que consideran que el alcalde pedáneo debería ser socialista en consonancia con "la voluntad democrática del pueblo de Benimàmet".

    Campillo, al respecto, ha señalado: "en 2015, Compromís ganó en Benimàmet y no tuvimos la alcaldía". "Si ahora estamos incumpliendo la voluntad democrática del pueblo de Benimàmet, también la incumplimos en 2015", ha aseverado.

    Gómez ha insistido en que "lo lógico y razonable es que en cada uno de los pueblos de València se respete la voluntad mayoritaria". "Hacer otra cosa a mí me recuerda a otras épocas, cuando había un gobernador civil que se decidía desde otras estancias, desde fuera del territorio", ha manifestado.

    Por su parte, Campillo ha remarcado que el nombramiento de alcaldes pedáneos es una facultad directa del alcalde, que no tiene que pasar por junta de gobierno. Así, ha asegurado que hay pueblos donde Compromís ha sido la fuerza más votada, y se propone un alcalde del grupo socialista porque "se entiende que han trabajado bien". "Si en 2015 se repartió la alcaldía de Benimàmet, ¿por qué ahora no se puede?", se ha preguntado.