5 de diciembre de 2020
26 de octubre de 2020

Ribó sobre su decisión de destinar remanentes a deuda: "Lo que he hecho tiene coherencia. Es la mejor opción"

Ribó sobre su decisión de destinar remanentes a deuda: "Lo que he hecho tiene coherencia. Es la mejor opción"
El alcalde de València, Joan Ribó, en una imagen reciente. - AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA TWITTER

VALÈNCIA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de València, Joan Ribó, ha afirmado este lunes que su decisión de destinar los 32 millones de euros de remanentes del ejercicio 2019 a amortizar deuda bancaria es una medida con "coherencia" y "la mejor opción" mientras llega una resolución definitiva del Gobierno respecto al uso de esos ahorros municipales.

"Llevamos muchos meses de espera", ha indicado el primer edil, que ha echado en falta una decisión de la administración central con "capacidad jurídica" que diga "si se pueden usar los remanentes de una manera u otra".

Asimismo, ha destacado que su opción de usar esos 32 millones para reducir deuda bancaria, conlleva ahorrar 50.000 euros "de intereses de este trimestre" y disponer de los "8 millones de euros anuales" de amortización que se tendrían que pagar para próximos ejercicios.

Ribó se ha pronunciado de este modo tras presentar junto al vicepresidente segundo del Consell y titular de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, el proyecto piloto para construir vivienda pública en un solar de la ciudad, preguntado por su decisión de destinar los 32 millones de euros de los remanentes de 2019 a reducir deuda bancaria.

La medida, aprobada el pasado viernes en la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento a propuesta del alcalde, salió adelante con el respaldo de Compromís, el socio mayoritario del ejecutivo local, y el rechazo del PSPV, el otro integrante de este equipo.

Compromís pide un decreto definitivo sobre el uso de remanentes mientras que los socialistas aluden al acuerdo adoptado el pasado martes en el Congreso en favor de "la suspensión de las reglas fiscales", subrayan que este abre la puerta al uso "libre" de remanentes y abogan por utilizarlos para "combatir la pandemia".

"Cuando llegué y juré como alcalde, también juré que cumpliría con todas las leyes. Hay una, la de Estabilidad Presupuestaria que en su artículo 32 dice que los remanentes del Estado, de las comunidades y de los ayuntamientos tienen que pasar a pagar deuda. Y no pone más excepciones. Nadie ha cambiado esto", ha planteado Joan Ribó.

El responsable municipal ha agregado que salvo "dos excepciones, la del 20 por ciento para temas sociales y la de un 7 por ciento para temas de movilidad sostenible" y "por mucho que se dijera la semana pasada, nadie habló del tema de remanentes del ayuntamientos". Ha manifestado que "es posible" que "en el futuro" pueda ser pero ha insistido en que ahora no y ha asegurado que las administraciones locales llevan "muchos meses esperando esto".

"Tenemos que comenzar a hacer presupuestos", ha añadido para defender su decisión, al tiempo que ha aludido al refranero español y ha dicho que "más vale pájaro en mano que ciento volando". "Si nosotros ponemos los 32 millones amortizando un préstamo conseguimos dos cosas: que no nos cobre el banco los intereses de este trimestre, 50.000 euros, y que el año que viene y el otro y el otro, las amortizaciones de esos 32 millones --8 millones anuales, ha precisado-- no las tengamos que pagar", ha subrayado.

El alcalde ha insistido en que de ese modo para 2021 se cuenta con "8 millones seguros" que se podrán dedicar "a lo que creamos con total libertad" y para "2022, que será peor que 2021 esta cantidad" también. "Por tanto, en estos momentos para mí esperar --al decreto definitivo de remanentes-- ya era muy complicado", ha declarado.

"VAN EN EL SALARIO"

Preguntado por si no le duelen las críticas que está recibiendo por destinar los remanentes de 2019 a la deuda bancaria, el alcalde ha afirmado que no y ha insistido en su decisión y ha defendido su "coherencia". "No, no me duelen. Tengo muy claro que lo que he hecho tiene una coherencia bastante amplia", ha aseverado. A su vez, ha apuntado que entiende las críticas y ha considerado que son "gajes del oficio" y cosas que "van en el salario".

"Tengo claro lo que he hecho y me parece totalmente razonable", ha reiterado. "Prefiero tener la libertad el año que viene de poder presupuestar 8 millones, independientemente de lo que digan con la situación actual, que estar esperando eternamente. Llevamos muchos meses de espera. Hemos tenido muchas batallas con esa tema, muchas discusiones y videoconferencias con los alcaldes de toda España. Estoy convencido de que es la mejor opción", ha expuesto.

Joan Ribó ha aludido a la circular de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre el uso de remanentes que mencionó el pasado viernes la vicealcalde y portavoz socialista en València, Sandra Gómez, para respaldar la posición del PSPV. "Lo único que hay es una misiva de la FEMP" que "no tiene capacidad jurídica para decir si se pueden usar los remanentes de una manera u otra", ha indicado.

"INFORME JURÍDICO"

"Puedo entender que un presidente de la FEMP, del PSOE, diga que ya se pueden gastar los remanentes pero con qué base lo hace, ha preguntado el alcalde, que ha anunciado que él ha pedido "un informe jurídico sobre este tema".

Con todo, ha repetido que "no se pueden gastar los remanentes mientras no haya una decisión que pase por las Cortes españolas que diga que esta ley --de estabilidad--, que es orgánica, no se debe cumplir".

"Mientras no pase eso, está muy claro lo que tenemos que hacer", ha comentado Ribó. Sobre el acuerdo del martes en el Congreso, ha señalado que se planteó liberar "la regla de gasto" sin decir de remanentes "absolutamente nada".

Para leer más