23 de julio de 2019
  • Lunes, 22 de Julio
  • 9 de junio de 2008

    Sólo tres de cada diez valencianos acude a un profesional para cuidar su peso y el 20% recurre a dietas milagro

    VALENCIA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Sólo tres de cada diez ciudadanos de la Comunitat Valenciana acude a un profesional de la salud a la hora de cuidar su peso, a pesar de que la mayoría asegura saber que debería ser así. Además, cerca del 20 por ciento de valencianos se salta alguna de las principales comidas o recurre a las llamadas "dietas milagro", según revela un estudio 'Siken Bienestar Corporal' sobre hábitos de cuidado corporal.

    El informe, realizado a partir de 2.000 consultas en toda España, pone de manifiesto que, aunque se reconoce, en general, que hay que acudir al profesional de la salud en busca de asesoramiento a la hora de hacer dieta o cuidar la línea, esto no se lleva a la práctica, según admite un 70 por ciento de los valencianos.

    Los datos son bastante parecidos respecto a otras comunidades autónomas, siendo los vascos quienes destacan por estar ligeramente más concienciados en visitar al profesional a la hora de ponerse a dieta --un 33,8 por ciento así lo hace--, y los gallegos los que menos (26,3 por ciento). En el ámbito nacional y por sexos, son las mujeres las que más acuden al médico, farmacéutico o endocrino. Un 60 por ciento de ellas así lo declara, mientras que los hombres se sitúan 20 puntos por debajo (41 por ciento).

    Otro dato destacado por el estudio es que más del 90 por ciento de los valencianos afirma que el ejercicio físico es imprescindible para controlar el peso y cuidar la salud, aunque sólo el 60 por ciento lo lleva a la práctica.

    Las medidas más destacadas para cuidarse y llevar una vida sana son "comer de forma saludable y equilibrada" y "hacer ejercicio". Por regiones, es Andalucía la comunidad en la que menos actividad física y deporte se realiza, con un 25 por ciento de los andaluces que reconocen no llevar a cabo normalmente ningún tipo de ejercicio físico, a los que siguen los gallegos con un 20 por ciento.

    Por otra parte, el estudio señala que los valencianos dicen preocuparse mucho por su estado físico pero aún así ponen en riesgo su salud, ya que siguen poniendo en práctica métodos de adelgazamiento poco recomendables. Entre ellos figura que casi el 20 por ciento de ellos se salta alguna de las principales comidas o recurre a las llamadas "dietas milagro", aunque en comparación con el resto de regiones, este porcentaje es algo menor.

    A la hora de cumplir las dietas, los valencianos, junto con los catalanes son los que tienen más "fuerza de voluntad", un 30 por ciento de ellos afirma realizar correctamente los regímenes que comienzan, mientras que los gallegos "suspenden en esta materia" con sólo 2 de cada 10, seguidos por los andaluces (3 de cada 10). En función de la edad, los valencianos de edades comprendidas entre los 30 y los 44 años son algo más disciplinados (38% sí realizan dietas correctamente), mientras los más "tramposos" son los jóvenes de entre 18 y 29 años (así lo admite el 31,5%).

    Los resultados muestran también que no sólo un elevado porcentaje de los valencianos no hace las cosas demasiado bien, sino que, además, lo sabe, puesto que el 56 por ciento de ellos reconocen que se cuidan, en general, "poco" o "nada". Por regiones, la comunidad más crítica en este aspecto es Galicia, seguida por el País Vasco y Andalucía.

    Respecto a la información, más de la mitad de la población valenciana declara sentirse muy informada sobre dietas y hábitos de cuidado corporal, superando nuevamente la media española (47,5%). Por regiones, los gallegos son los que más desinformados reconocen estar (así lo admite un 60%).

    "KILOS DE MÁS"

    En cuanto a la propia percepción sobre el peso, el 35% de los valencianos opina de sí mismo que tiene "algún o algunos kilos de más". Y sobre si hay alguna parte de su cuerpo que les gustaría mejorar, destaca que 1 de cada 4 valencianos afirma estar insatisfecho con su "tripita". Algo más vanidosos parecen ser los madrileños con un 45,5% de ellos que declara estar insatisfecho con esta parte del cuerpo. Por edades, son los valencianos adultos de entre 45 y 64 los que más se quejan a la hora de hablar de su abdomen.

    El estudio también revela lo que los españoles, en general, opinan de sus respectivas parejas y si creen que deberían perder peso o cuidarse más. Un 20% de los valencianos asó lo piensa. Por regiones, los menos críticos con su pareja son los catalanes (15,8%), mientras los más estrictos son los vascos (27,6%), seguidos por los madrileños (24,3%).