8 de marzo de 2021
25 de julio de 2014

TSJCV confirma la pena de 20 años de prisión para un hombre que mató a su pareja tras asestarle 36 puñaladas

VALENCIA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha confirmado la pena de 20 años y un mes de prisión para un hombre que mató a su pareja tras asestarle 36 puñaladas en un paraje de l'Albufera el 12 de noviembre de 2010. El acusado reconoció los hechos durante el juicio, pero alegó que en ese momento sufría un trastorno psiquiátrico.

De esta forma, el tribunal valenciano desestima el recurso interpuesto por el condenado contra la sentencia dictada por la Audiencia de Valencia, que le condenaba a esta pena por un delito de asesinato, con la circunstancia atenuante de reparación del daño. También se le impuso pagar a los tres hijos y a la hermana de la víctima un total de 320.000 euros.

El condenado alegó quebrantamiento de garantías procesales que causan indefensión, al admitirse unas declaraciones en instrucción; y vulneración del derecho a la presunción de inocencia. Así mismo, reclamaba que se revocara la sentencia dictada por la Audiencia y se estimara anomalía o alteración psíquica del condenado. Sin embargo, el tribunal lo desestima.

El incidente tuvo lugar el 12 de noviembre de 2010, sobre las 14 horas, en l'Albufera, donde la pareja, que llevaba unos meses de relación, había ido a dar un paseo. En un momento determinado, ella, con tres hijos mayores de edad, se puso a llorar por los problemas familiares que dificultaban su relación.

El hombre aprovechó que ella agachó la cabeza para ponerla en su regazo en busca de consuelo para asestarle varias cuchillas en el cuello con un cuchillo que llevaba en el maletero de su coche.

Como consecuencia de esta agresión, el cuerpo de ella cayó en l'Albufera aún con vida, con lo que él se arrojó también al agua y con el propósito de acabar definitivamente con su vida continuó clavándole el cuchillo repetidamente en el abdomen, zona torácica y extremidades un total de 36 veces, hasta que comprobó que el cuerpo se hundía en el agua. Luego abandonó el lugar.

La mujer falleció a causa de una sección laríngea y perforación pulmonar y cardiaca múltiple. En el momento en que se registraron los hechos, el hombre había sido sometido a lo largo de su vida a tratamiento psiquiátrico en diversas ocasiones por síndrome ansioso depresivo y abuso de alcohol. La víctima tenía tres hijos mayores de edad, uno de ellos de 20 años que residía con ella, y otros dos que vivían en Argentina.