26 de febrero de 2020
6 de abril de 2010

La UPV participa en un proyecto para optimizar el proceso del cultivo de la vid y de la elaboración de vinos

VALENCIA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Tecnológico de Informática (ITI) de la UPV forma parte del consorcio Agrintel, cuyo objetivo final es obtener un sistema inteligente y de bajo coste, a través de la monitorización y análisis en tiempo real de diversos datos para permitir al viticultor tomar la mejor decisión en los momentos oportunos y en consecuencia optimizar el proceso del cultivo de la vid y de la elaboración de vinos, informó hoy la institución académica en un comunicado.

El consorcio Agrintel está formado por socios tecnológicos encargados de acercar las TIC al sector agroalimentario, socios agrícolas implicados en transmitir la naturaleza, procesos y problemática del mismo, además de centros tecnológicos, responsables de aportar aspectos innovadores en la orientación de los trabajos a llevar a cabo,

Los primeros avances dentro del proyecto Agrintel fueron presentados recientemente ante representantes del Servicio de Evaluación y Coordinación de la Innovación, perteneciente a la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación de la Generalitat Valenciana. A la reunión, que tuvo lugar el pasado mes de marzo asistieron todos los actores implicados: las empresas del sector TIC; Galileo Geosystems, Civera Tecnológica, Xop Física y Servitec Servicios Informáticos; las cooperativas vitivinícolas; Coviñas y Coop. Valenciana del Campo de Nuestra Señora de las Viñas y los Centros Tecnológicos; AINIA e ITI, que a su vez actuó de anfitrión.

Durante el primer año de vida del proyecto, se ha realizado un estudio minucioso para conocer y definir las principales problemáticas y necesidades dentro del proceso vitivinícola, de ahí, que los primeros pasos se hayan centrado en aspectos como la fertilización, el control de plagas y la definición de los tiempos de cosecha y recolección.

Como punto de partida se ha elaborado un modelo de referencia que aglutina toda esta información; conceptos, eventos, actores y roles implicados dentro del proceso vitivinícola, así como los diferentes modelos de la cadena alimentaria, de los procesos y de los datos. Este modelo de referencia ha resultado básico, para posteriormente poder aplicar la tecnología más adecuada en este ámbito.

Los avances realizados durante esta primera etapa del proyecto han consistido en la preparación de diferentes prototipos (discriminando los no válidos, mediante pruebas de integración y acotando problemas técnicos), y la investigación de sistemas de sensores altamente heterogéneos y sistemas de comunicación altamente fiables en condiciones meteorológicas.

El prototipo elegido integra una serie de conjuntos de sensores que recopilan un gran volumen de datos recogidos a través del aire, de la tierra de cultivo, de la propia planta de la vid y de la climatología de la zona.

El conjunto de sensores más novedoso e innovador que forma parte de este prototipo es el que recopila la información a través del aire, mediante un UAV -Vehículo Aéreo no Tripulado-, al que se le han integrado sensores de infrarrojo cercano. Mediante este sistema, se pueden captar imágenes multibanda de alta resolución desde una altura de 300 metros del suelo, detectando estados del cultivo como: contenido de clorofila y nitrato de la zona escaneada, biomasa, cuantificación de las viñas, daños por granizo, etcétera.

El resto de conjuntos de sensores que integran el prototipo, recopilan otro tipo de información también muy importante en la toma de decisiones, así, los conjuntos de sensores del suelo recogen parámetros de humedad, temperatura o conductividad, entre otros, los integrados en la planta de la vid nos aportan información sobre la humedad de la hoja, su madurez o la calidad del fruto, y a través de estaciones meteorológicas se obtiene información sobre la climatología en tiempo real.

Todos estos conjuntos, así como los mecanismos de interconexión y procesado de las señales obtenidas de ellos, han sido diseñados e investigados durante la primera anualidad, disponiendo de un prototipo de laboratorio que se implantará en el entorno real del campo durante este año 2010, en una serie de parcelas que ya han sido estudiadas y cuidadosamente seleccionadas.

El paso siguiente es desarrollar un software y un hardware adecuado para el tratamiento de los datos, que los recopile, los procese hasta convertirlos en información y los presente a través de una plataforma integrada, usable e intuitiva con acceso vía web, para poder ser utilizada por el usuario final de manera sencilla, sin necesidad de tener una preparación técnica previa.

En un futuro, se espera que la metodología y los resultados obtenidos en este proyecto sean de aplicación a otros sectores agroalimentarios.

El proyecto Agrintel, se enmarca dentro de la convocatoria Ayudas para la Financiación de Acciones Estratégicas de Diversificación Industrial para la Comunidad Valenciana, de la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación de la Generalitat y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para el año 2009.

ITI

El Instituto Tecnológico de Informática es un Centro Tecnológico especializado en Investigación, Desarrollo e Innovación en tecnologías software. Fue creado en 1994 a iniciativa de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), del Instituto de la Pequeña y Mediana Industria Valenciana (IMPIVA) y un grupo de empresas del sector informático. Está constituido como una asociación sin ánimo de lucro.

Pertenece a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (REDIT), a la Federación Española de Entidades de Innovación y Tecnología (FEDIT), así como a numerosas entidades y asociaciones. Tiene firmados acuerdos y convenios de colaboración con organismos nacionales e internacionales.