12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 20 de noviembre de 2019

    Benito Zambrano: "Una sociedad que no sabe enterrar a sus muertos está lejos de ser digna"

    Luis Tosar protagoniza un western en la España rural de la posguerra que apela a huir del "odio" y buscar la "bondad" y el "respeto"

    Benito Zambrano: "Una sociedad que no sabe enterrar a sus muertos está lejos de ser digna"
    Benito Zambrano en el rodaje de su película Intemperie, protagonizada por Luis Tosar - LUCÍA GARRÉ

    MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El cineasta Benito Zambrano regresa a los cines este viernes 22 de noviembre con la película 'Intemperie', un western rural basado en la novela homónima de Jesús Carrasco, protagonizado por Luis Tosar y el joven Jaime López, que apela a huir del "odio", buscar la "bondad" y respetar a los que se han ido, sean cuales sean sus ideas y sus acciones.

    "Una sociedad que no sabe enterrar a sus muertos, del signo que sean, está lejos de ser digna", ha manifestado el cineasta en una entrevista a Europa Press acerca de la memoria histórica y de uno de los mensajes que transmite esta película a través de las palabras del personaje de Tosar, quien en un momento del filme reivindica el respeto para los muertos.

    "Hay más de 100.000 desaparecidos en fosas que deberían estar enterrados dignamente y punto. Para cerrar una herida hay que curarla porque si no se gangrena", ha manifestado Zambrano, quien lamenta la vuelta al "odio", a "llamar a la gente a la batalla" y a la "guerra por cuestiones ideológicas" que observa en España y en el resto del mundo.

    En su película, que adapta la novela homónima que edita Seix Barral, Zambrano ha buscado un componente "de aventura, de huída y de ritmo", lejos del aspecto "más contemplativo y paisajístico" del libro. En ella, narra el viaje de un niño (Jaime López) "de la parte más tenebrosa" de la vida "a la más bondadosa", gracias al acompañamiento y enseñanza de un pastor (Tosar).

    En la búsqueda de una manera de contar la historia "fluida y orgánica", el director manejó las influencias y las referencias del género del "western", porque se trata de una película en la que "el paisaje juega un papel importante" y en la que "los grandes planos tienen que ser espectaculares y potentes", mientras que "cortos contundentes" se inspiran en Sergio Leone.

    Además, Zambrano admite que también hay algo de Miguel Delibes, "uno de los grandes narradores del mundo rural". "Tenemos una gran tradición de cine rural y de literatura rural, al fin y al cabo en España somos muy rurales, casi todos somos de pueblo", ha dicho.

    La acción se desarrolla en 1946, siete años después del final de la Guerra Civil y, a diferencia de su cinta 'La voz dormida' (2011), el contexto histórico aparece casi como un paisaje o decorado. "No habla del franquismo sino de la España de esa época, pobre, miserable, donde los grandes propietarios tenían un dominio y control de la gente. Podíamos haber escrito esta historia incluso antes de la República", ha explicado.

    Aunque las cosas hoy son muy diferentes a la España de la primera mitad del siglo XX, el director de 'Solas' ha señalado que aún existe "nivel de pobreza y miseria", sobre todo en el entorno rural, y especialmente entre los inmigrantes que trabajan en Almería o Murcia.

    LUIS TOSAR Y LA REDENCIÓN

    Luis Tosar interpreta en 'Intemperie' al "moro", un pastor "sin nombre" que ha estado en dos guerras (Marruecos y la Guerra Civil) y ha ejercido mucho la violencia: contra otros, contra sí mismo y entre otros. "Decide huir y apartarse en el entorno natural para entender quién es y cuál es la sociedad en la que vive, seguir el camino de la dignidad y de la bondad", cuenta. En su encuentro con el personaje que interpreta el joven Jaime López, busca su "redención", algo "permanente" en todos los western.

    Tosar ha destacado que 'Intemperie' muestra "mucho respeto" por quienes son diferentes y "rezuma gusto a intentar que las cosas se coloquen en su sitio", en relación con la "memoria histórica y con rueda del odio". "Tenemos mucha facilidad para odiar y poca capacidad para colocarnos en la piel del otro", ha criticado.

    Preguntado por la memoria histórica y por la exhumación de Franco, cree que supuso un "gesto simbólico" que coloca a España "a altura de muchos países del entorno", aunque lamenta que en fosas comunes y memoria histórica "tampoco se ha hecho mucho".

    Contador

    Lo más leído en Cultura