23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 16 de octubre de 2019

    La clonación humana tiene como embajador a Will Smith en Géminis: "Cada píxel tenía que estar en el lugar correcto"

    La clonación humana tiene como embajador a Will Smith en Géminis: "Cada píxel tenía que estar en el lugar correcto"
    Will Smith, clonado en Géminis de Ang Lee - PARAMOUNT PICTURES

    MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

    'Géminis', el nuevo y ambicioso proyecto de Ang Lee, ya está en los cines. La cinta protagonizada por Will Smith da un salto de gigante en la clonación cinematográfica ya que cuenta con un doble más joven del actor creado desde cero con la última tecnología. Todo un reto incluso para los expertos de la compañía puntera en estas lides, Weta Digital. Y es que el nivel de perfección exigido por Lee en la creación de Junior, la versión joven de Will Smith, fue tal que "cada píxel tenía que estar en el lugar correcto".

    "No lo concebimos como una tecnología de rejuvenecimiento, sino como una sustitución completa", explicó Guy Williams, técnico de VFX de la película. Un proceso que fue particularmente duro teniendo en cuenta "lo bien que ha envejecido Will Smith". "No tiene demasiadas líneas de expresión que marquen su edad, así que tuvimos que hacer una profunda inmersión para entender lo que significa, verdaderamente, la juventud", señaló en una entrevista con IndieWire.

    Algo clave también para el propio actor, que tuvo que imbuir de sentimientos muy distintos su actuación como Junior respecto a su interpretación de Henry, la versión madura del asesino a sueldo que protagoniza la película. "Descubrí que al juventud y la ignorancia encierran verdadero poder", explica el actor. Algo que, para Ang Lee, director de la película, fue "una ciencia y un arte": "El Will de ahora no es el Will de hace 25 años. ¡Su rostro hace cosas diferentes!".

    El director de 'La vida de Pi', después de su experiencia con 'Géminis', no se ve capaz de dejar las nuevas tecnologías y hacer una película con los medios "tradicionales": "Estoy demasiado metido en este mundo. Esto es una nueva religión. No es que sea superior respecto de lo tradicional; es simplemente un medio diferente", sentenció.

    Eso sí, Lee se siente verdaderamente entusiasmado con los logros de su nueva película, que van de la mano del trabajo de Weta Digital, y el desarrollo de una tecnología que, según afirma, "lleva treinta años sin estar disponible". "Tienes que hacer descubrimientos, no sólo hacer algo bien, sino descubrir algo nuevo", concluyó.

    CREANDO A JUNIOR

    El estudio encargado de rejuvenecer a Smith, Weta Digital, comenzó por realizar un modelo del actor generado por ordenador, y, después, inició el proceso de crear la nueva versión, que debía tener en cuenta los posibles cambios de la edad en el actor: "Se supone que la nariz y las orejas se agrandan, pero en el caso de Will no cambian tanto. Tampoco tenía tantas arrugas que eliminar".

    Llegó un momento en el que era difícil diferenciar la primera versión de Junior, clon del protagonista de 'Géminis', Henry Brogan, del propio Will Smith. "Cuando lo comparamos con el modelo anterior y sin texturas en él, nos costaba distinguirlo", explicó.

    Así que el estudio se vio forzado a explorar las posibilidades de la animación de la piel y los ojos para que el resultado final tuviera sentido. Primero, con la mirada del personaje, que se grabó con objetivos macro en 8K para obtener toda la información visual posible, explorando, entre todos los elementos del ojo, el aspecto del párpado inferior.

    Y es que, al delinear de forma definida la piel y la esclerótica, el ojo comienza a parecer muerto. "Nuestros sombreados hacían lo correcto, así que nos preguntamos '¿Por qué un ojo real tiene una transición más suave en esa área en concretó?'", recuerdan Williams y su equipo.

    CREANDO AL DETALLE A UN SER HUMANO

    "Descubrimos todo tipo de cosas que enroscamos en nuestros modelos", explicó. "Uno de ellos, la forma del párpado, que no se enrolla en el ojo, sino que va hacia arriba y hacia abajo y el tejido se hace más delgado a lo largo de la parte posterior del párpado para que se vuelva translúcido", señaló Williams.

    "Usamos esta información para crear un ligero amarillamiento hacia el rabillo del ojo", comentó el especialista de efectos visuales respecto a uno de los muchos y complejos procesos de replicar y modificar, de la forma más fiel posible, a un ser humano. Un reto que se tornó en un enorme desafío en una de las escenas claves de la cinta: la pelea entre Henry Brogan y Junior en las catacumbas.

    "Hicimos la captura de movimiento de toda la lucha, lo igualamos todo y después empezamos a cambiar el tiempo de los puñetazos", explicó Williams. "Cambiamos también la longitud de los puñetazos, para que llegaran a su cara, y también la forma en la que mueve a la cabeza. Ang quería que pareciera una pelea real donde cada puñetazo no llega de forma perfecta, con demasiado roce, en la barbilla o la garganta", comentó.

    "Tuvimos que asegurarnos que cada píxel se viera como si estuviera en el lugar correcto, y con esa determinación se puede sentir la misma emoción que Will ponía en la actuación. Pero si no lo haces bien, tienes que volver a empezar hasta conseguirlo. Eso lleva mucho tiempo y muchos animadores de gran talento", concluyó Williams respecto al complejo pero satisfactorio proceso de creación de Junior.