5 de agosto de 2020
9 de julio de 2020

Gonzalo de Castro pide apoyo para la cultura: "Es un momento muy frágil para el teatro y para el cine"

Protagoniza junto a Cayetana Guillén Cuervo, Juan Grandinetti y Malena Alterio 'La maldición del guapo', una comedia contra los tópicos

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El actor Gonzalo de Castro considera que la cultura es un "cristal frágil" al que hay que proteger, tal y como ha señalado con motivo de la presentación de 'La maldición del guapo', una comedia contra los tópicos de la mujer que llega a los cines este viernes 10 de julio y que también cuenta entre sus protagonistas con Cayetana Guillén Cuervo, Juan Grandinetti y Malena Alterio.

"Es un momento muy frágil para el teatro y para el cine", ha señalado el actor durante entrevista concedida a Europa Press, en la que ha transmitido a los políticos la necesidad de "apoyar", "mimar" y "poner al servicio de la sociedad a la cultura".

"Hay que hacer un esfuerzo ímprobo porque es muy frágil, es un cristal que se rompe enseguida, hay que apostar, ayudar y apuntalar, porque esto también se puede venir abajo", ha manifestado el actor, quien considera que "un país que no se pueda expresar ni leer está condenado a desaparecer".

En 'La maldición del guapo', dirigida por Beda Docampo Feijóo, De Castro interpreta a Humberto, un personaje que tiene unas facetas que causan rechazo, pero a la vez otras entrañables con las que logra empatizar con el espectador. "Tiene un pasado feo y sucio, pero tiene unos principios, tiene elegancia incluso cuando estafa, y está lleno de ternura hacia su hijo", cuenta el actor.

Tal y como señala, su personaje "tiene un dolor y una pena en la vida", y lo que hace es "poner a su servicio" sus dotes de "estafador de guante blanco para salvar a su hijo y recuperarlo".

HISTORIA DE CONTRADICCIONES

Por su parte, el actor argentino Grandinetti interpreta a Jorge, el hijo de Humberto, quien tras varios años sin verle de manera voluntaria decide romper la incomunicación que existe entre los dos para acudir en su ayuda en el momento en el que se encuentra en apuros.

Según ha explicado el actor, el espectador se encuentra con esta "gran contradicción a lo largo de la película". "Siente que su padre lo abandonó y la manera que encuentra de decirle que tiene ganas de recuperarlo es la menos idónea: necesito plata, y en lugar de tomar un café se la pide", ha relatado.

A ojos de su personaje, el padre hizo "las cosas mal" y "priorizó" otros aspectos por encima de su paternidad. "Pero ninguno de los dos tiene razón, y cada uno tiene unos motivo que le llevaron a tomar un camino concreto", ha dicho.

Contador

Lo más leído en Cultura