22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 16 de octubre de 2019

    Peter Weir: "El público ha cambiado, los jóvenes han perdido los hábitos de sus padres"

    El Cine Doré acoge una retrospectiva que abordará todos los trabajos del director de 'El club de los poetas muertos'

    Peter Weir: "El público ha cambiado, los jóvenes han perdido los hábitos de sus padres"
    Peter Weir en BarcelonaEUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El cineasta Peter Weir ha visitado Madrid para inaugurar el ciclo 'Realidades alternativas', una retrospectiva que acoge el Cine Doré y que abordará todos sus trabajos, desde sus primeros cortos a hitos como 'El show de Truman' y 'Master and Commander', y que incluye también una selección de más de diez obras maestras escogidas por él.

    El director de cintas como 'El club de los poetas muertos' ha señalado este miércoles durante un encuentro con los medios que "el público ha cambiado" y hoy en día "los jóvenes han perdido los hábitos de sus padres", porque han encontrado la "estimulación y el entretenimiento" de otras maneras que incluyen, entre otras, ver películas en la televisión.

    La labor de llevar al público a las salas se ha vuelto una tarea complicada, tal y como ha señalado Weir, quien ha señalado que para estrenar una película hoy en día uno está obligado o a participar en un "evento" o a proyectar la película en un festival porque "en medio no hay nada".

    No obstante, mantiene la esperanza porque está convencido de que las personas quieren "salir de casa" y que al fin y al cabo, "la televisión sigue siendo televisión". Además, ha afirmado que a sus 75 años no es "nostálgico" y que es necesario aceptar que "todo cambia".

    Weir (Sidney, Australia, 1944) ha recordado que lo que impulsó a su generación a la hora de hacer cine fue la "búsqueda". "Ver una película entonces era como esperar a la Navidad para abrir un regalo", ha relatado el cineasta, quien cree que entonces había "menos estimulación y más tiempo para compartir", al tiempo que la televisión era algo de los mayores.

    Las películas lo eran "todo" para el director, que cuenta con 13 cintas, entre las que destacan además de las ya citadas, 'Picnic en Hanging Rock' (1975), 'Único testigo' (1985) o 'Gallipoli' (1981), y que en sus comienzos pensó que le iba a llevar toda la vida ser un "maestro" del cine.

    LEJOS DE HOLLYWOOD

    Una de las claves de su carrera ha sido, tal y como ha señalado, haber sido "cuidadoso" con el "control" de su cine y preservar el "deleite" de hacer películas, porque era fácil "envenenar el agua". Esto, tal y como ha desvelado, le hizo no trabajar con ciertos estudios y actores.

    Sin embargo, lejos de aparecer en alguna especie de lista negra, mantuvo la "distancia" y nunca vivió en Estados Unidos, sino que viajó de manera puntual. "A veces hubo largos espacios entre película y película como consecuencia, lo que me parece bien", ha señalado Weir, quien se siente como el protagonista de 'Jack y el guisante mágico'. "Quedarme podía ser peligroso", ha apuntado.

    Preguntado acerca de cuál de sus películas pasará a la posteridad, el cineasta ve imposible contestar a esta pregunta, pero ha reconocido el carácter profético de 'El show de Truman', supo captar lo que es "real".

    La retrospectiva que dedica el Cine Doré a Peter Weir es la más exhaustiva que se ha realizado sobre este cineasta en Europa y ofrece al público la oportunidad de ver en pantalla grande y con copias en 35 mm el cine de este director, candidato en seis ocasiones a los Premios Óscar y en cinco a los Globos de Oro y ganador de tres premios BAFTA.

    Para leer más