17 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 14 de octubre de 2019

    El ganador del Premio de Literatura Infantil celebra la "mente abierta" del jurado al elegir una obra en catalán

    El ganador del Premio de Literatura Infantil celebra la "mente abierta" del jurado al elegir una obra en catalán
    Raimon Portell, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2019 por la obra escrita en catalán 'Camins d'aigua'BARCANOVA

    MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El escrito Raimon Portell, nuevo Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2019 por su obra 'Camins d'aigua', ha calificado de "regalo" este reconocimiento y ha elogiado la "mente abierta" de los miembros del jurado de este galardón al reconocer a nivel estatal una obra escrita en catalán.

    "En este mundo en el que el catalán a menudo es relegado, criticado y menospreciado, que un jurado a nivel estatal opte por una obra así dice mucho a su favor, sobre su sapiencia, cultura y su buen hacer", ha asegurado Ripoll, a Europa Press.

    El autor se ha enterado de su premio este mismo lunes sin saber que optaba a él. "No lloré porque iba en el metro", ha bromeado al ser preguntado por cómo se sintió al saber de este reconocimiento. Según ha indicado, ha sido "una lotería" haberlo conseguido teniendo en cuenta que ha competido con todas las obras de este género publicadas en 2017.

    Aún así, reconoce que su libro "seguro que está bien escrito" y, aunque le "sabe mal" por el resto de colegas, ha agradecido "el buen gusto del jurado".

    UN LIBRO PUBLICADO "POR CASUALIDAD"

    Portell ha agradecido, además, a su editor que haya confiado en su obra. 'Camins d'aigua' es la segunda parte de una trilogía que comenzó con 'Camins de nit' una historia que, según ha explicado, se publicó "por casualidad".

    El escritor decidió presentarla a unos premios que concedía la editorial y que pedía historias de 150 páginas. 'Camins de nit' tenía 300, así que Portell envió sólo la mitad del libro. "Me llamaron para decirme que les gustaba mucho mi trabajo pero que el archivo debía estar corrupto porque la historia parecía incompleta", cuenta el escritor.

    Esa obra no sirvió para ganar el premio pero sí para que la editorial se interesara por su trabajo y acabara publicando una trilogía cuyo último volumen, 'Camins d'hivern', está en las librerías desde el pasado mes de marzo.

    Tras conseguir el Premio Nacional (que cuenta con una dotación en metálico de 20.000 euros) no descarta sacar un epílogo a estas historias. "Pero soy muy lento escribiendo", ha reconocido el autor.