24 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

Coque Malla pone en duda la "credibilidad" de los Premios Odeón

Coque Malla pone en duda la "credibilidad" de los Premios Odeón
Coque Malla. - JUAN PEREZ FAJARDO - ARCHIVO

MADRID, 22 Ene. (EDIZIONES) -

Coque Malla ha escrito un mensaje en redes sociales en el que primero da su "más sincera enhorabuena" a la organización de los Premios Odeón, pero luego reivindica otra manera de enfocarlos al echar en falta a multitud de artistas que llenan las salas y acumulan también millones de escuchas de sus canciones.

"Vaya por delante también el agradecimiento por tener el valor de poner en pie algo tan brutalmente difícil de armar y que deje contento a todo el mundo. Difícil no, imposible... Mis mejores deseos para que estos premios se afiancen y por fin nuestra industria tenga una gran fiesta anual donde encontrarnos todos para empujar y ponerle un lazo rojo (sin agujeros esta vez) a nuestro trabajo", plantea el músico.

Por eso, a su juicio, hay que "alegrarse y remar todos juntos" para que estos Premios Odeón sigan adelante en el futuro "durante muchos años y, sobre todo, tengan credibilidad". "Ay, la credibilidad... Solo un pequeño apunte, a propósito de la credibilidad, ese pez tan resbaladizo y difícil de atrapar...", lanza entonces.

Lamenta entonces que en estos premios no haya habido "ni el menor rastro, ni el más mínimo guiño, mención, nominación o actuación" de gente de la talla de "Kiko Veneno, Santiago Auserón, Iván Ferreiro, Love of Lesbian, Loquillo, 091, Xoel López, Fito y Fitipaldis, Josele Santiago, Zahara, Anni B. Sweet, Luz Casal, Miren Iza, Amparanoia, Robe Iniesta, Depedro, Dorian, León Benavente, Jaime Urrutia, Kase. O, Vetusta Morla, Sidonie, El Drogas, Viva Suecia, La habitación Roja, Los Zigarros, Miss Cafeína, El Kanka, Sidecars o Enrique Bunbury".

"Y así podría seguir y seguir y seguir...", remata, para luego sentenciar: "Unos premios, decía, donde toda esta gente, y muchísima más, esté terrorífica e inexplicablemente ausente y borrada del mapa como si no existiesen, como si no llenasen todos los fines de semana salas, teatros, auditorios, pabellones y festivales multitudinarios, como si no vendiesen miles de discos y acumulasen entre todos -o en muchos casos individualmente- millones de escuchas y reproducciones, como si no fuesen la sangre, el cemento y la base de este negocio".

En los primeros Premios Odeón, entregados este lunes, fueron galardonados Alejandro Sanz, Aitana, Estopa, Vanesa Martín, Don Patricio, Morat, Beret, Rosalía, Manuel Carrasco, José Mercé y Tomatito y José Luis Perales. Once galardones repartidos entre artistas de las tres grandes multinacionales discográficas.

View this post on Instagram

Mi más sincera enhorabuena a la organización de los premios Odeón 2020. Vaya por delante también el agradecimiento por tener el valor de poner en pie algo tan brutalmente difícil de armar y que deje contento a todo el mundo. Difícil no, imposible... Mis mejores deseos para que estos premios se afiancen y por fin nuestra industria tenga una gran fiesta anual donde encontrarnos todos para empujar y ponerle un lazo rojo (sin agujeros esta vez) a nuestro trabajo. Era muy triste que esto no ocurriese, así que hay que alegrarse y remar todos juntos para que sigan adelante, duren muchos años y sobre todo: tengan credibilidad. Ay, la credibilidad... Solo un pequeño apunte, a propósito de la credibilidad, ese pez tan resbaladizo y difícil de atrapar... Estoy firmemente convencido de que unos premios de la música, en los que en el escenario no haya ni el menor rastro, ni el más mínimo guiño, pequeño homenaje o vídeo, un premio especial, mención, agradecimiento, y mucho menos presencia física en forma de actuación, nominación, entrega de premio -y muchísimo menos aún en forma de premiado-, de gente de la talla de, ni más ni menos que: Kiko Veneno, Santiago Auserón, Iván Ferreiro, Love of Lesbian, Loquillo, 091, Xoel López, Fito y Fitipaldis, Josele Santiago, Zahara, Anni B. Sweet, Luz Casal, Miren Iza, Amparanoia, Robe Iniesta, Depedro, Dorian, León Benavente, Jaime Urrutia, Kase. O, Vetusta Morla, Sidonie, El Drogas, Viva Suecia, La habitación Roja, Los Zigarros, Miss Cafeína, El Kanka, Sidecars, Enrique Bunbury... Y así podría seguir y seguir y seguir.... Unos premios, decía, donde toda esta gente, y muchísima más, esté terrorífica e inexplicablemente ausente y borrada del mapa como si no existiesen, como si no llenasen todos los fines de semana salas, teatros, auditorios, pabellones y festivales multitudinarios, como si no vendiesen miles de discos y acumulasen entre todos -o en muchos casos individualmente- millones de escuchas y reproducciones, como si no fuesen la sangre, el cemento y la base de este negocio...

A post shared by Coque Malla (@coquemalla) on