24 de abril de 2019
  • Martes, 23 de Abril
  • 20 de mayo de 2014

    Juan Carlos Méndez retrata en 'Los Maletines' una violenta Caracas a través de "dos lazarillos caribeños"

    Juan Carlos Méndez retrata en 'Los Maletines' una violenta Caracas a través de "dos lazarillos caribeños"
    SIRUELA

    MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

    El escritor Juan Carlos Méndez cambia de registro en su nueva novela 'Los maletines' (Siruela) y retrata a través de las aventuras de "dos lazarillos caribeños" una Caracas violenta y gris donde la corrupción y los asesinatos conviven con delincuentes y traficantes.

    Según ha explicado Méndez en una entrevista con Europa Press, en esta ocasión se sentía obligado a mostrar una ciudad "más dura" a la que conoció durante su adolescencia, imagen habitual que suele dejar en sus obras.

    "Necesitaba reflejar una Caracas más violenta, más feroz, más dura y con más problemas que la que conocí en mi adolescencia. La caracas que conocí en mis visitas y que me llega a través de las redes sociales es muy distinta a la que yo conocí, ahora los adolescentes viven encerrados y una vida de ocio muy restringida", ha señalado.

    Para poner en marcha esta obra, el escritor venezolano ha ideado dos personajes que recuerdan a los lazarillos retratados en el Siglo de Oro español, con sus desventuras en los intentos para escapar de su vida actual. Donizetti y Manuel son dos viejos amigos que se separaron hace tiempo, pero la necesidad de dar un golpe que les solucione la vida económicamente les volverá a reunir.

    Esta idea le surgió a Méndez tras una conversación con un taxista de Caracas, en una situación similar a la de los protagonistas. "Su gran sueño era dar un gran golpe y poder escapar de su familia, de ese lugar en el que vive y le hace infeliz. Quería cometer un acto que te cambia la vida para siempre", ha señalado.

    RIPLEY Y PATRICIA HIGHSMITH

    En cualquier caso, tanto Donizetti como Manuel son dos personajes con un lado oscuro, que para sobrevivir deben actuar en ocasiones rozando la ilegalidad. "Me gustan esos personajes con pliegues y hendiduras muy complejas, como los de Patricia Highsmith", ha apuntado, recordando al mítico protagonista de sus novelas, Ripley.

    Méndez vive en Madrid desde hace ya más de una década y señala que quizás por eso se sentía atraído por ligar en cierta manera esta historia con España. "Me interesaba ver cómo un personaje canallesco vinculado a la picaresca española se movía en esta situación", ha explicado.

    El escritor desconoce de qué manera puede llegar este nuevo libro a su país, ya que "la intervención del Estado en la importación de libros es de tal magnitud que resulta difícil decirlo". "Sé que los libreros sí harán todo lo posible por llevarlo, lo que no sé es qué respuesto podría tener porque es un libro duro aunque con algo de esperanza", ha aseverado.

    INMIGRACIÓN EN ESPAÑA

    A lo largo de los casi 20 años que ha vivido en Madrid, Méndez asegura haber vivido "muchas experiencias positivas" y no descarta un nuevo libro ambientado en esta ciudad. Por ello, entiende que recientes polémicas en nuestro país en torno a la inmigración "no deben servir de imagen" para España.

    "Lo de Ceuta y Melilla es una situación inhumana que trasciende cualquier elemento de respeto a la vida, pero estoy seguro que buena parte de la población no lo aprueba y no me quedaría con ello. En la vida cotidiana española cada vez hay más muestras de integración", ha concluido.