17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 21 de julio de 2014

    Marinah: "Todo lo que recuerdo de Ojos de Brujo es bueno"

    Marinah: "Todo lo que recuerdo de Ojos de Brujo es bueno"
    MARINAH/FACEBOOK

    MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Marinah, cantante de la banda desaparecida Ojos de Brujo, comienza un viaje en solitario con la publicación de un primer disco bajo su nombre que lleva por título 'El baile de las horas'.

    La artista ha confesado, durante una entrevista concedida a Europa Press, que en esta nueva aventura se han mezclado "el vértigo con las mariposas en el estómago que surgen cuando uno prueba con ingenuidad cosas nuevas".

    Ojos de Brujo se separó el año pasado, pero hace tiempo que la cantante catalana había preparado algún proyecto sin la presencia de sus compañeros de banda y le había picado la curiosidad por ir más allá, una emoción por algo nuevo que se acumulaba en una "libreta llena de escritos".

    "No pasa nada por probar cosas diferentes, yo lo necesitaba.

    Ojos de Brujo hacía tiempo que quería disolverse, fue un proceso largo y precisaba ser práctico y coherente e intentar plantearlo así. Hubo momentos en los que sufrí, luego vi que era un aprendizaje", explica.

    "Todo lo que recuerdo de Ojos de Brujo es bueno", afirma Marinah. Sin embargo, al igual que ocurre con los asuntos más íntimos, a pesar de tener "mucho cariño", uno puede tener la "sensación interna de que eso hay que dejarlo descansar". "Esa era el sentimiento que tenía en el estómago", indica.

    "POSITIVO" Y "EXPERIMENTAL"

    A estas sensaciones se sumó una muy importante: la maternidad. "Lo sentí en cada célula de mi cuerpo, tenía ganas de vivir de otra manera, ser sincera conmigo misma y receptiva a los mensajes que recibía", explica.

    En 'El baile de las horas' habla precisamente de "la transición" de un estado a otro y, según describe, es "exactamente" el disco que necesitaba hacer para comenzar un camino nuevo porque es "positivo".

    De nuevo, y como una constante en su carrera, tanto sus letras como su voz siguen siendo "experimentales", en cuanto a que en sus canciones conviven "muchos géneros e instrumentaciones". "Es un disco poco ortodoxo", recalca.

    Marinah afirma que este disco no podía haber salido de otra manera, porque lleva en su "interior" la mezcla de géneros. En esta ocasión, sintió la curiosidad de introducirse en terrenos que en teoría son más distantes a lo que había hecho antes. "Tenía ganas de guitarra eléctrica, también algo más pop en cuanto a acordes y sonido.

    Además, este es un disco "muy femenino, con mensajes de autoayuda, autoestima, para animarte a tomar las decisiones que has de tomar aunque sean difíciles y complicadas".