25 de noviembre de 2020
20 de junio de 2018

Laura Borràs y Sonia Sierra (Cs) se enzarzan en el Parlament al tachar a la consellera de "supremacista"

Laura Borràs y Sonia Sierra (Cs) se enzarzan en el Parlament al tachar a la consellera de "supremacista"
EUROPA PRESS

BARCELONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Cultura, Laura Borràs, ha mantenido una disputa con la diputada de Cs Sonia Sierra después de que ésta acusara a la consejera de "supremacista" por firmar hace tiempo un manifiesto del grupo Koiné sobre el catalán.

Durante su intervención en el pleno en una interpelación sobre conciliación laboral, Sierra ha criticado que en la sesión matinal la consejera había dado a entender que los diputados de su grupo, por el hecho de ser de Cs, no han leído el Quijote.

"Los supremacistas identitarios odian la cultura. Los totalistaristas odian la cultura", ha dicho, porque considera que Borràs no ha condenado la manifestación que se hizo contra un acto sobre Cervantes.

Tras la interpelación de Sierra, la consejera ha pedido la palabra para recordarle la definición de supremacismo, que hace referencia a las corrientes de ultraderecha vinculadas al racismo que abogan por la dominación del hombre blanco y por la separación de etnias.

"Ahora que saben lo que quiere decir, creo que retrata bien a quien la utiliza", y ha tachado de grave que utilicen este tipo de términos en el Parlament para dirigirse a miembros del Govern o del hemicilo.

Sierra le ha replicado que entender que no se ha leído el Quijote por pertenecer a un determinado grupo parlamentario "es supremacista", y ha apoyado su argumento en la firma del documento del grupo Koiné.

En concreto se ha referido al párrafo del manifiesto que hablaba de la dominación política lingüística como mecanismo para implantar el castellano en Cataluña desde que el bando franquista se impuso en la Guerra Civil y que habla de que el dictador Franco utilizó mecanismos durante dos décadas para imponer el castellano.

Entre esos mecanismos, el manifiesto de Koiné que firmó la consejera señalaba la "utilización de una inmigración llegada de territorios castellanohablantes como instrumento involuntario de colonización lingüística".

"Si esto no es supremacismo, ya me explicarán qué es", ha dicho Sierra, y ha explicado que tanto sus padres como los de la líder del grupo, Inés Arrimadas, o los del portavoz Carlos Carrizosa, son parte de esa inmigración, y que son personas, no instrumentos.