3 de diciembre de 2020
24 de febrero de 2007

Baloncesto/ACB.- (Cró) El Tau Cerámica sucumbe en Granada y el Real Madrid es más líder tras vencer al Lagun Aro Bilbao

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El CB Granada dio la sorpresa de la jornada al vencer en su cancha al Tau Cerámica por 83-81 tras darle la vuelta al marcador, que reflejó la victoria de los de Vitoria hasta los minutos finales en una vigésimo segunda jornada de la Liga ACB en la que el Real Madrid afianzó su liderato tras su victoria sobre el Lagun Aro Bilbao (79-75).

El Tau, que comenzó el partido de forma arrolladora con parciales que pronosticaban un partido fácil y sin muchas complicaciones, pagó cara su confianza y terminó por ceder en la canchad del Granada, merced a un gran ejercicio de poderío de los jugadores de Valdeolmillos.

Curtis Borchardt, que anotó 11 puntos y capturó 18 rebotes volvió a ser fundamental, al igual que la dirección de Gianella, que despejó el camino de los suyos ante la inoperancia de los vitorianos, que parecieron haber ganado antes de salir a la pista.

Sólo Luis Scola, con 25 puntos, y Serkan Erdogan, con 19, dieron la cara por los de Natxo Lezkano, que sigue sustituyendo a Perasovic, quien todavía guarda reposo por la angina de pecho sufrida hace una semana y media.

EL REAL MADRID, MÁS LÍDER

Los de Joan Plaza aprovecharon el tropiezo del conjunto vasco para sumar una victoria importantísima ante el Lagun Aro Bilbao Basquet (79-75) en un partido un tanto insulso, que se caracterizó por la victoria apretada de los blancos ante un débil rival, que no debe confiarse para no acabar en los puestos de descenso.

La actuación de Charles Smith, en los compases iniciales, y la voluntariedad de Axel Hervelle permitieron al Real Madrid tener las primeras ventajas, que no terminaron de coger cuerpo hasta después del descanso, que fue cuando los de Plaza cogieron su mejor nivel.

La segunda mitad contó con un recital de Felipe Reyes y de Louis Bullock, acertado como de costumbre. Pero la mejor noticia de todas fue el regreso de Alex Mumbrú, tras recuperarse de su lesión de tobillo, que le permitió jugar tres minutos que le supieron a gloria.