26 de noviembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Baloncesto.- Carles Marco dice que, para el Caja, "la Copa pasa por ganar el domingo en Bilbao"

SEVILLA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El base del Caja San Fernando Carles Marco indicó hoy que, para el conjunto sevillano, la posibilidad de jugar la Copa del Rey "pasa por ganar el domingo en Bilbao".

La derrota en el Palau Blaugrana de la última jornada frenó la racha de seis victorias consecutivas del Caja, aunque la misma no ha trastocado demasiado la solidez que muestra el cuadro cajista en la clasificación, donde va cuarto con dos victorias de ventaja sobre el octavo, en este caso el Winterthur FC Barcelona, que marcaría el corte fuera de la Copa al mantenerse Unicaja noveno.

En cualquier caso, Carles Marco es consciente de que el billete copero remite a la tranquilidad de los diez triunfos, por lo que precisa la importancia del partido en La Casilla.

"Para nosotros la Copa del Rey pasa por ganar el domingo en Bilbao. Para meterse sin marearse a cálculos en la última jornada de la primera vuelta hay que estar en diez y necesitamos lograrlo lo antes posible. Debemos aprovechar el buen momento en el que estamos. En Barcelona las cosas no salieron bien, pero también ellos se jugaban la vida y a nosotros nos mermó mucho la baja de Antonio Bueno", precisó.

El catalán cree que la dureza del calendario que le está viniendo al Caja San Fernando aconseja darlo todo cada semana, para acercarse al objetivo.

"Tenemos que habilitar el camino hacia Málaga lo antes posible para no complicarnos, porque luego viene el Akasvayu y viajamos a Málaga; y luego nos visita un Valladolid muy necesitado y vamos a jugar otro derbi regional a Granada. No queremos entrar en una dinámica negativa y por eso hay que evitar la segunda derrota consecutiva", refirió.

Marco sabe, no obstante, que la empresa costará trabajo, porque el Lagun Aro necesita una victoria que le de mayor tranquilidad clasificatoria tras caer la pasada jornada en Valladolid ante un rival directo que, además, cobró vida.

"Bilbao es una cancha complicada para ganar, como ya sufrimos la pasada campaña. Debemos olvidarnos de lo de Barcelona y volver a ser el equipo sólido y concentrado atrás que estamos siendo. El bloque tiene argumentos de sobra para anotar y creo que lo del domingo fue un accidente, porque no es normal que tengamos tanto desacierto en ataque", espetó.

El jugador, en resumen, espera que la plantilla se implique al máximo para sacar adelante el choque con la ausencia de Antonio Bueno, y el posible debut del pívot del filial Dejan Ivanov.

"Está claro que vamos a notar su ausencia porque es un hombre muy importante para nosotros, pero entre todos intentaremos que se no se note demasiado. Tenemos a Ivanov, pero también está Balmón e Ignerski que puede jugar por dentro", concluyó.