14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 12 de marzo de 2008

    Baloncesto/Euroliga.- Joan Plaza: "Estamos a dos pasos de un sueño, así que debemos echar el resto"

    MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Joan Plaza, técnico del Real Madrid, calificó de trascendental el partido que mañana disputará su equipo ante el Maccabi Tel-Aviv y habló de la necesidad de "echar el resto" en lo que queda de Euroliga para alcanzar un "sueño" que sólo se encuentra "a dos pasos".

    El entrenador madridista prefirió centrar la atención del encuentro de mañana en la victoria, descartando de esta forma el ambiente de revancha que parecía haber tras la dolorosa derrota de la ida, así como el particular roce que tuvo con su homónimo del banquillo israelí, Zvi Sherf.

    "Hemos acumulado méritos para llegar a esta situación y ser capaces de aprovechar una oportunidad única. Tenemos la sensación de estar a dos pasos de un sueño y vamos a pelear por ello", comentó Plaza, que se mostró satisfecho con el rendimiento de su plantilla en la máxima competición continental.

    A pesar de la derrota por 19 puntos en el encuentro disputado en Tel-Aviv, la intención prioritaria del conjunto blanco es sumar una nueva victoria, aunque en el seno del vestuario madridista se ven "capaces de conseguir buenos números".

    "Es evidente que salimos de allí disgustados porque la imagen que dimos no fue la que nos suele acompañar durante todo el año. Tenemos la intención de demostrarnos a nosotros mismos de que ese día no estuvimos en el partido", explicó.

    En lugar de revancha, Joan Plaza optó por hablar de "concentración" de cara al enfrentamiento de Vistalegre. "No se habla de recuperar los 20 puntos, sino de hacer un buen partido y demostrar que seguimos en la buena línea", afirmó Plaza, aunque es consciente de que la derrota del Maccabi en casa frente a Olympiacos "lo cambió todo".

    "Vienen de perder un partido en casa y tratarán de arañar aquí el resultado de la semana pasada. Todo ha cambiado a raíz de la pérdida de su imbatibilidad en casa. Van a venir aquí a morir, porque jugárselo todo a la última jornada no va a ser fácil para ellos", aseveró, recordando la importancia de una victoria mañana.

    En opinión del entrenador del equipo blanco, las principales bazas será "equilibrar el juego interior y exterior, ser fuertes en defensa, no regalarles el balón con tiros precipitados y hacer un juego que no les permita a ellos correr", analizó.

    "Ellos anotan casi el 25 por ciento de sus puntos en carrera, con bloqueos en transición, así que esa será nuestra principal asignatura. La otra es cerrar el rebote mejor de lo que lo hicimos", alegó, recordando uno de los principales puntos débiles de sus hombres en el partido disputado en territorio israelí.

    Para conseguir el importante triunfo, Plaza consideró fundamental el apoyo del público del feudo madridista. "Creo que la gente debe entender que el Maccabi ha jugado varias 'Final Four' y nosotros hace 13 o 14 años que no la jugamos. Si finalmente perdemos, que no sea porque la gente no haya apoyado o porque no hemos estado bien, sino porque han sido mejores", concretó.

    "LE CONTESTARÉ CON BALONCESTO, NO CON MALA EDUCACIÓN"

    El partido viene también precedido por el polémico tiempo muerto solicitado por Zvi Sherf en el último minuto del partido de ida, aunque el técnico madridista se mostró más ofendido por el hecho de que "no saludara al término del partido".

    "Aquí ha habido una mala interpretación. A mí lo que me supo mal no fue que pidiera el tiempo muerto faltando sólo un minuto como que no me diera la mano al acabar el partido y se fuera a saludar a los árbitros. Pero entiendo lo del tiempo muerto, porque aquí lo que se ha de intentar hacer es conseguir la máxima diferencia", analizó.

    Al respecto de una posible "revancha" personal con el entrenador israelí, Joan Plaza rechazó de plano la posibilidad, recordando las responsabilidades que conlleva "ser entrenador del Real Madrid". "Hay que saludar y, en todo caso, devolvérsela con quina, pero con el resultado. Con baloncesto, no con mala educación", sentenció.

    Por último, y respecto al homenaje que tendrá lugar en la previa del partido como parte de las celebraciones por el 50 aniversario de la competición, el entrenador blanco señaló que debe ser algo que no "desvíe al equipo del objetivo principal, que sigue siendo ganar". "Demostrar que merecemos llegar a los cuartos de final como primeros y abrir una puerta para la 'Final Four' de Madrid", subrayó.

    "Precisamente, una de las cosas que menos me agradó de Tel-Aviv fue que el homenaje de la previa duró casi 25 minutos, así que espero que lo de mañana sea solamente una pincelada, un reconocimiento a una serie de personas fundamentales en la historia del equipo", concluyó.