1 de marzo de 2021
17 de agosto de 2009

Baloncesto.- La selección sub-16 llega a Madrid llena de felicidad y destacando el gran ambiente vivido en Kaunas

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La selección masculina sub-16 de baloncesto, que se proclamó brillantemente ayer domingo campeona de Europa en Kaunas (Lituania), aterrizó hoy en Madrid con las maletas cargadas de felicidad por el éxito conseguido.

Así, Luis Conde destacó estar "contentísimo por haber debutado en una competición internacional a lo grande" y el buen ambiente que reinó en la localidad lituana entre todos los competidores; mientras que Ricardo Pámpano afirmó que la pitada con la que fueron recibidos en la final fue "una motivación extra". "Cada vez que anotábamos, el público se callaba y eso era una sensación increíble", añadió.

Por su parte, el pívot Daniel Díez, máximo anotador del combinado nacional, alabó "la unidad del grupo". "Hemos ido a Lituania con la intención de divertirnos y tratar de olvidarnos del basket. Cuando empezó el partido los nervios desaparecieron y jugamos al cien por cien", indicó.

Finalmente, Jorge Sanz vivió "una experiencia inolvidable". "Pocos apostaban por nosotros, pero nos hemos mantenido muy unidos y nos lo hemos creído desde el primer momento por el gran trabajo realizado y ahora nos toca disfrutar", confesó.