18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    Sáez: "La selección exhibe el oro del compromiso"

    Sáez: "La selección exhibe el oro del compromiso"
    ALBERTO NEVADO

    MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, ha señalado que la selección española, cuya composición de doce jugadores para la Copa del Mundo se ha conocido este martes, se destaca porque "exhibe el oro del compromiso", una característica "más brillante si cabe" al ser anfitriona del torneo.

    "Un verano más, antes del salto inicial, la selección que encarna el espíritu del baloncesto español exhibe el oro del compromiso, más brillante si cabe en este 2014 en el que España va a ser el centro de atención de todo baloncesto mundial. En la FEB hemos trabajado con tanta pasión como profesionalidad para que esta Copa del Mundo sea la mejor de la historia y para poner al servicio de nuestro equipo todos los recursos humanos, materiales y técnicos que le permitan afrontarlo con toda la ilusión y las máximas garantías de éxito", apuntó Sáez tras conocerse la lista de doce convocados.

    El presidente destacó que estos jugadores "no sólo están entre los mejores del mundo sino que son, independientemente de los resultados, un ejemplo de espíritu colectivo, humildad y carácter de campeones". "Los valores que nos van a transmitir desde la cancha nos van a volver a emocionar y a identificarnos con los colores que a todos nos unen y representan, esta vez con el valor añadido de contar con el apoyo más incondicional de unas gradas entregadas", subrayó.

    Así, Sáez sueña con "un 14 de septiembre mágico" en el que España dispute la final de la Copa del Mundo en Madrid. "Pero también somos conscientes de que va a ser un camino muy difícil, que nos obliga a darlo todo y a ir paso a paso, partido a partido, canasta a canasta. Este trayecto apasionante y que nos ilusiona empieza hoy aquí en Madrid y queremos recorrerlo y disfrutarlo todos juntos", concluyó.