30 de octubre de 2020
14 de abril de 2020

Bruyneel: "Contador atacó sin avisar en Andorra, de ahí mi descontento y el de Armstrong"

Bruyneel: "Contador atacó sin avisar en Andorra, de ahí mi descontento y el de Armstrong"
Johan Bruyneel posa con los maillots del Tour de Francia de sus corredores - JOHAN BRUYNEEL

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El exdirector deportivo belga Johan Bruyneel replicó a Alberto Contador sobre la polémica generada durante el Tour de Francia de 2009 y advirtió que "el descontento" que se pudo generar en el equipo tras la etapa de Andorra fue porque el madrileño "atacó sin avisar a sus compañeros", mientras que dejó claro que el español era la "carta" del Astana para esa edición y que así se lo transmitió al texano.

Bruyneel era el director deportivo del Astana de Contador y Armstrong para el Tour de 2009, marcada por la tensa relación entre los dos ciclistas y rememorada la pasada semana por el corredor madrileño en una entrevista en Youtube con Valentí Sanjuan.

"Al día siguiente de la etapa de Andorra dijo Johan si alguien tenía algo que decir. Armstrong dijo que yo no había respetado la táctica del equipo. Le corté: 'Si tú quieres respeto, eres el primero que tienes que darlo. Me lo has faltado a mí desde el principio de año como a todo el equipo'. Me cortó él y dijo: 'OK, Pistolero'. Después todos bajaron del autobús y nos quedamos solos. Se acercó y me dijo: 'Don't fuck me (no me jodas)'", señaló Contador.

Días después, el propio Bruyneel quiso dar su versión de lo sucedido en el podcast 'El Leñero', aunque mostró su sorpresa por ver cómo "once años después esto de repente sigue siendo de nuevo actualidad" y tras sentirse "un poco aludido por ciertas cosas" y confesando que no le agradó "mucho el tono" que usó el español, con el que no tiene "ninguna relación negativa" y al que no desea "atacar".

Sobre esa etapa en Andorra, el belga desmintió que hubiese una reunión táctica "la noche anterior" y que dijese que el plan era ir "tranquilos" como apuntó el doble ganador del Tour. "El Tour es una carrera de tres semanas y el objetivo era estar de amarillo en París. Mi primera instrucción fue que no podíamos coger el amarillo ese día y que había que mantener nuestra fuerza colectiva", explicó.

En este sentido, advirtió que si el madrileño "se sentía tan líder y tan fuerte" podría haber dicho que "no estaba de acuerdo", pero no lo dijo "en ningún momento". "Alberto atacó en Ordino sin avisar a sus compañeros y cuando estaba tirando a su ritmo Andreas Kloeden, que se quedó y perdió tiempo. De ahí mi descontento, y el de Lance y Kloeden", remarcó.

El exciclista recalcó que para él no fue "una sorpresa" que Contador y Armstrong no tuvieran buena relación, pero también dejó claro que "para nada ha sido tan dramático como se ha escrito en los medios de comunicación, sobre todo en los españoles, que es lógico que estuviesen con Alberto".

"Ambos tienen una mentalidad de ganador y con eso va un carácter no fácil, no son personas fáciles ni con ellos mismos. Yo con Lance mantengo una relación supercercana a nivel personal y con Alberto fue muy buena a nivel profesional quizá hasta aquel Tour en el que pensará que no me porté muy bien", añadió.

CREE QUE EL ENTORNO DE CONTADOR INFLUYÓ

Contador señaló que antes de la crono inaugural de Mónaco tuvo que comprar una rueda lenticular porque las dos que había eran para Armstrong, pero Bruyneel garantiza que "había material de sobra para todo el mundo".

Además, lamentó que Faustino Muñoz tuviese que dormir con la bici del de Pinto porque éste tuviese miedo de que alguien del equipo le hiciese algo. "Es la imaginación mental de alguien que no confía, un poco paranoia. ¿En qué cabeza cabe que tu equipo iba a hacer algo en contra de la bici de Contador? Es de lo más ridículo que he escuchado", respondió.

"Alberto se aisló él mismo por su desconfianza. Había un entorno de tres, cuatro personas de Alberto que tuvieron que ver en parte con esa situación que se creó en ese Tour. Él era todavía joven", puntualizó el exdirector deportivo sin citar nombres.

Del mismo modo, descartó "una conspiración" entre Armstrong y su compatriota George Hincapie para provocar el corte de la tercera etapa que le hizo perder al madrileño 40 segundos y defendió su orden de no esperarle porque "cualquier director que entienda de grandes vueltas hubiera hecho lo mismo". "No fue un ataque del equipo a Contador, aunque puedo entender que su entorno lo pensase", agregó.

Sobre la decisión de no elegir para ese Tour al español Benjamín Noval, buen amigo de Contador, Bruyneel avisó que debía de tener en cuenta "la tranquilidad con dos machos alfa" y que lo que hizo fue dejar fuera también a un compatriota de Armstrong como Chris Horner.

LE DIJO A ARMSTRONG QUE CONTADOR ERA "MÁS FUERTE"

Con todo, el exciclista sabía que el de 2009 "iba a ser un Tour difícil a nivel emocional dentro del equipo", sobre todo por ser "el más fuerte" de la carrera y por tener que "gestionar dos egos de campeones". "Mi mayor preocupación era ganarlo y no perderlo por nuestra culpa, todas mis decisiones fueron en función de eso. En el 95 por ciento de los casos nuestra mayor carta era Alberto, para mí siempre fue el líder natural", manifestó.

"Nunca he contado que cuando Lance anuncia su regreso en 2008 fui a visitarle a Austin para explicarle la situación. Yo sabía que en su cabeza estaba el intentar ganar el Tour, pero le dije: 'Que sepas que está Contador y que si todo va normal no eres más fuerte que él'", relató, aunque tenía claro que por su conocimiento del texano, éste "no se iba a poner en el rol de gregario".

"Yo no estoy para atacar a Alberto. Como ciclista le valoro muchísimo, es un súper gran campeón. En la primera mitad de su carrera fue el mejor del mundo de su generación en carreras por etapas, y en la segunda, tuvo un cúmulo de circunstancias y la mala suerte de encontrarse con Chris Froome", sentenció.

 Por su parte, el pasado domingo, el propio Armstrong eludió polemizar. "Hubo un pequeño revuelo en el mundo del ciclismo sobre una entrevista reciente que hizo Alberto Contador y me han pedido mucho que comente sobre esto, pero realmente no hay comentarios. Lo que diré es que el mejor hombre ganó en 2009", señaló en un directo desde su 'Instagram'.

 "No tengo ganas de volver atrás e intentar averiguar quién se peleó en el autobús, quién consiguió ruedas. No importa, el mejor hombre ganó la carrera y no fui yo. Así que terminaré con eso", zanjó el estadounidense.