7 de abril de 2020
11 de mayo de 2008

Mosquera (Karpin) mantiene la ventaja que obtuvo en Navacerrada y se lleva la Clásica de Alcobendas

Mosquera (Karpin) mantiene la ventaja que obtuvo en Navacerrada y se lleva la Clásica de Alcobendas
EP

ALCOBENDAS (MADRID), 11 May. (EUROPA PRESS) -

El ciclista español Ezequiel Mosquera (Karpin Galicia) se proclamó vencedor de la Clásica de Alcobendas tras la disputa hoy de dos sectores en los que se impusieron, en dos llegadas al sprint, el australiano Baden Cooke, por la mañana en Azuqueca de Henares tras 104 kilómetros, y el italiano Bernardo Riccio, en los 73 kilómetros del sector vespertino en los alrededores de Alcobendas.

Mosquera aprovechó la ventaja de más de un minuto que logró ayer con su victoria en el alto de Navacerrada para mantener el maillot de líder en los dos sectores y adjudicarse el triunfo en un día "de los que hay pocos" y que compensa "los días malos en los que no salen las cosas", según declaró.

En la jornada matutina, el australiano Baden Cooke (Barloworld) se impuso tras 2:31.49 al sprint al francés Geoffrey Lequatre (Agritubel) y al español José Manuel Cuesta (Fercase), a los que aventajó en dos segundos en la etapa de 104 kilómetros disputada entre las localidades de Alovera y Azuqueca de Henares.

El circuito diseñado entre Alovera y Azuqueca de Henares tenía dos puertos de cuarta categoria a los que se subió dos veces, los altos de Quer y de Valdeavero. Las cuatro subidas propiciaron una carrera muy disputada ya que desde la salida se produjeron varios intentos de fuga y un numeroso grupo llegó a tener dos minutos de ventaja sobre el pelotón, pero la insistencia de los equipos de los hombres rápidos no permitió que ningún corredor tuviera opciones reales de victoria.

En el sprint final Francisco Ventoso (Andalucía Caja Sur), Joaquín Sobrino (Burgos Monumental), Nicolas Vogondy (Agritubel) y Nikita Eskov (Tinkoff) se vieron envueltos en una caída a falta de 300 metros para la llegada a meta que les impidió luchar por la victoria final mientras que el líder Mosquera terminó la etapa con el grupo de favoritos entre los que se encontraba Alejandro Valverde (Caisse d'Epargne).

En el segundo sector, en el que los ciclistas completaron 73 kilómetros en nueve vueltas a un circuito de ocho kilómetros por las calles de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, se impuso el italiano Bernardo Riccio (Tinkoff) por delante de Nicolas Roche (Credit Agricole) y de Joaquín Sobrino (Burgos Monumental).

Varios corredores intentaron cambiar el guión previsto de la etapa, en la que se esperaba un sprint. El primero en atacar, en la vuelta inicial, fue Iván Gutiérrez (Caisse d'Epargne), al que se unieron diez corredores entre los que destacaban Mikel Pradera (Benfica) y Andrei Kunitski (Acqua Sapone), ambos entre los diez primeros de la general.

La ventaja de los escapados no llegó a superar el minuto porque el equipo Karpin Galicia controlaba atrás aunque Pradera, el mejor clasificado, estaba a casi tres minutos. Al terminar la quinta vuelta, los fugados comenzaron a atacarse entre ellos y se hicieron varios dúos y tríos, aunque al final se volvieron a agrupar ocho corredores para mantener una ventaja de 52 segundos.

Una vez que los equipos de los velocistas comenzaron a entenderse por detrás, las esperanzas de los escapados comenzaron a esfumarse y, aunque Raúl Alrcón (Saunier Duval) lo intentó en solitario, fue neutralizado al iniciar los últimos ocho kilómetros, en los que el pelotón fue agrupado hasta el sprint final, donde Riccio fue el más fuerte.

Así, terminó la edición del 2008 de la Clásica de Alcobendas, en la que Ezequiel Mosquera, además de la general, consiguió la clasificación de la montaña, el Benfica fue el mejor equipo; Geoffroy Lequatre se hizo con la regularidad y el local Gómez Marchante, decimocuarto, fue el mejor madrileño clasificado.