15 de julio de 2019
22 de abril de 2008

La única tienda oficial de Ferrari en España se prepara para el Gran Premio en Montmeló

    BARCELONA, 22 Abr. (EUROPA PRESS)

    La única tienda oficial de la escudería Ferrari en España, situada en la Terminal B del aeropuerto barcelonés de El Prat, se prepara para recibir esta semana a los aficionados que acudan a presenciar la disputa del Gran Premio de España en el Circuit de Montmeló.

   Tras el acuerdo alcanzado por Áreas y Ferrari para la gestión de la primera 'Ferrari Store' de Europa fuera de Italia, el grupo empresarial líder en restauración, distribución y servicios integrales al viajero, Áreas, hace balance de estos primeros seis meses de andadura.

   Según Eligio Bianchi, director general técnico de Áreas, "la 'Ferrari Store' facturará aproximadamente unos 25.000 euros por metro cuadrado al año, lo que la convierte en una de la tiendas con más facturación del grupo Áreas en relación con su tamaño".

   La tienda ofrece todo tipo de productos oficiales de la marca para diferentes tipologías de clientes: desde seguidores de la Fórmula 1 y apasionados de los automóviles gran turismo, niños y coleccionistas. Los precios oscilan desde los 2,8 euros que cuesta una libreta, hasta los 1.350 euros que hay que abonar para llevarse una exclusiva maleta de piel de la colección de invierno.

   Desde su apertura, el pasado 12 de octubre de 2007, ya son miles las personas que han pasado por la tienda, un éxito de público que ha superado todas las expectativas, demostrando así el acierto comercial de Áreas y la gran acogida que la marca italiana tiene en España.

   Tan sólo durante este primer trimestre del año se han vendido más de 2.500 camisetas y más de 2.200 gorras. Asimismo, entre los productos más demandados destacan los regalos infantiles, tal es el caso de los 1.000 coches Ferrari para niños que se han vendido en 2008.

   Desde su apertura, el establecimiento también cuenta con anécdotas excepcionales, entre las que destaca un cliente barcelonés que acudió al aeropuerto tan sólo para comprar en ella y, al no poder acceder a la zona restringida donde está ubicada la tienda, compró un billete de avión para poder realizar su compra. Y entre los grandes récords, el gasto de 1.722,55 euros que un cliente realizó en un sólo día.