22 de octubre de 2020
19 de abril de 2018

Alguacil: "Soy el chico más feliz del mundo en estos momentos"

Alguacil: "Soy el chico más feliz del mundo en estos momentos"
EUROPA PRESS

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El entrenador de la Real Sociedad, Imanol Alguacil, afirmó tras la victoria (3-0) de los suyos ante el Atlético de Madrid, que se siente "el chico más feliz del mundo" tras el gran resultado logrado pero aseguró, en relación a su futuro y a pesar de los buenos partidos que está cuajando su equipo, que la Primera División aún le viene "grande".

"Ha sido increíble, hay que felicitar a los jugadores y sobre todo a la afición. Soy el chico más feliz del mundo en estos momentos. Cuando cogí al equipo dije que teníamos que dar un paso en ese sentido, que la afición nos tenía que ayudar y así ha sido. Creo que los jugadores han dado ese pasito y los aficionados nos han seguido. Siempre les he dicho a los jugadores que la afición empuja cuando el equipo ofrece. Todo es más fácil así", declaró en sala de prensa.

El técnico señaló que sus jugadores lo han hecho todo bien. "Dije que el Atlético era el equipo que mejor interpretaba los momentos de cada partido y creo que en eso también hemos sido superiores, esa ha sido la clave. Creo que lo hemos hecho todo bien. Hemos hecho una presión alta, hemos sabido replegarnos y sufrir todos juntos, hemos tenido pausa en los momentos que teníamos que tenerla, nos hemos movido, hemos generado transiciones rápidas cuando había espacios. Jugábamos en casa y hemos empujado desde el principio y el público nos ha dado alas", señaló.

A pesar de la racha que atraviesa el cuadro donostiarra, Alguacil aseguró pensar únicamente en el próximo choque. "Si somos capaces de dominar estos aspectos en todos los partidos vamos a crecer muchísimo como equipo y vamos a estar más cerca de conseguir resultados como este. Me ilusiono con salir el partido que viene como hemos salido en este partido", comentó sobre el envite ante el Málaga.

Además, el preparador quiso otorgar todo el mérito a sus jugadores. "Lo hablaba el primer día que vine aquí con los jugadores. Si ellos me daban razones en el día a día yo también les iba a dar y me lo están poniendo muy fácil. Tengo un plantillón y me lo están demostrando ellos, no me da miedo hacer los cambios. Alguno dudó ese día pero yo no", manifestó.

El entrenador se mostró muy feliz de haber visto disfrutar al público de Anoeta. "Soy de Orio, soy de la Real. Ver disfrutar así a la afición ante semejante equipo y ver el comportamiento de los jugadores, cómo se han dejado la vida en el campo me hace estar lleno de satisfacción. Estoy muy feliz, no sé qué adjetivos utilizar, creo que se me nota. Hay que darle continuidad a esto, hemos dado otro pasito y tenemos que seguir así hasta el final", añadió.

A pesar de sumar tres victorias consecutivas, el vasco señaló que aún no se siente preparado para entrenar en la élite. "Todavía me viene grande la Primera División, el mérito es todo de los jugadores, lo tengo clarísimo. Hoy mis jugadores se han divertido defendiendo, eso sí que es importante. El potencial ofensivo de este equipo ya lo sabíamos y hoy hemos conseguido que sepan defender, que es la otra parte del fútbol y era lo que les faltaba. En ese sentido hemos dado un paso importantísimo en los últimos partidos y puede que esté ahí parte del secreto", agregó.

Preguntado sobre la posibilidad de seguir entrenando al equipo blanquiazul el técnico echó balones fuera. "No estoy disfrutando, es disfrutar del equipo cuando sientes al equipo como lo siento yo. Me gustaría disfrutar pero la responsabilidad es tan grande que no estoy disfrutando, estoy trabajando muchísimo y vamos a ver el día a día. Sólo pienso en el partido contra el Málaga y ojalá tenga todo un final feliz. El año no ha sido todo lo bueno que queríamos y mi situación es secundaria", concluyó.