17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 19 de febrero de 2014

    Calderón (Betis): "Hace 31 años me enseñaron que el Betis era un sentimiento de fidelidad"

    MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El entrenador del Real Betis, Gabriel Humberto Calderón, recordó este miércoles que cuando llegó al club como futbolista le enseñaron que este "era un sentimiento de fidelidad", deseando que la afición apoye al equipo pese a su situación en el choque ante el Rubin Kazán ruso de la Europa League, cuya clasificación fue "el esfuerzo de mucha gente"

    "Hace 31 años cuando llegué aquí, ya que no tuve la suerte de nacer bético, me enseñaron es que el Betis era un sentimiento de fidelidad, que reacciona ante la derrota y en los malos momentos, como se dice en el lema de 'Viva el Betis manque pierda'", apuntó Calderón en rueda de prensa, donde dio su pésame por el fallecimiento del exfutbolista bético y "amigo personal" Antonio Benítez.

    Por ello, lamentó lo sucedido en el entrenamiento del lunes con los aficionados. "Soy el responsable de abrir las puertas del entrenamiento y sabía lo que podía venir, pero quería dar la cara con los jugadores. Lo que creo es que todo tiene un límite y los insultos no están justificados. Había siete personas que se dedicaron a insultar y querer cargarse el entrenamiento. Mostrar el descontento es normal, pero estar una hora y medio insultando creo que no fue espontáneo", criticó.

    Con todo, el argentino reconoció que "el aficionado tiene derecho de pedir que el equipo tenga nivel y haga resultados". "Por cinco que pasen el límite no vamos a generalizar", ahondó, solicitando el apoyo para el choque europeo. "La Europa League fue un esfuerzo de mucha gente. He escuchado que llega en mal momento, pero para mí es una oportunidad muy importante de demostrar lo que es el Betis y tenemos que estar a la altura", afirmó.

    En lo deportivo, confesó que en sus cuatro partidos ha visto a sus futbolistas "trabajar, involucrados y que quieren salvar la situación". "Luego en los partidos, ciertas circunstancias y errores individuales nos hacen perder los partidos. Estoy convencido de que el equipo dará otro nivel al que estamos viendo hoy. Después de un mes, asumo toda la responsabilidad", aseguró.

    CAMBIOS EN EL ONCE "PENSANDO SIEMPRE EN GANAR".

    Calderón apuntó "varios cambios" en el once de cara a ver a jugadores que "vienen con ganas de ganarse un sitio en el equipo", pero "siempre pensando en ganar el partido". "Seguro que mañana habrá un equipo muy competitivo", advirtió.

    Sobre el Rubin Kazán, el preparador verdiblanco remarcó que le han estudiado "bastante bien" y que le ha visto jugar "en los partidos amistosos en Marbella". "Sabemos que este invierno cambiaron seis jugadores importantes, pero va a ser un equipo duro. En estas rondas de la competición todos los equipos están bien preparados", admitió.

    Calderón también fue preguntado por el partido de vuelta, que se jugará en césped artificial. "Ese tipo de cosas son relativas. Antes de Ellos pasaron todo el tiempo aquí de pretemporada, pero están más acostumbrados que nosotros a jugar en césped artificial y será más fácil para ellos. Tendremos que entrenar en césped artificial para que los jugadores se acostumbren un poco", zanjó.