20 de febrero de 2020
20 de diciembre de 2019

El Eibar coge aire tras poner fin a su mala racha seis jornadas después

El Eibar coge aire tras poner fin a su mala racha seis jornadas después
Sergi Enrich celebra su gol con el Eibar - LALIGA

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Eibar puso fin a su racha negativa tras derrotar al Granada este viernes (3-0) en el partido que inauguró la decimoctava jornada en la Liga Santander gracias a los goles de Sergi Enrich, Kike García y Takashi Inui, un triunfo que permite al cuadro armero coger aire respecto a los puestos de descenso.

El equipo de José Luis Mendilibar, que acumulaba seis jornadas sin conocer la victoria, se desquitó con el Logroñés en Copa el pasado martes y este viernes también lo hizo en el campeonato doméstico. Los eibarreses cuajaron un gran encuentro, serios en defensa y muy efectivos en el área contraria.

El conjunto vasco -bajo la intensa lluvia de Ipurua- se movió como pez en el agua para maniatar a un Granada que llegaba a la cita aliviado tras sus últimos compromisos. Los de Diego Martínez despidieron el año sin apuros y en una novena posición que es mucho más de lo que esperaba el club en el año de su ascenso a Primera.

Los andaluces, cansados después de su esfuerzo copero en Hospitalet, con prórroga incluida, sufrieron el incesante inicio de los locales. El Eibar no cejó en su empeño de incomodar al Granada y 'encerrarle' en su área. En una de esas acciones llegó el 1-0 en botas de Sergi Enrich tras una sensacional jugada colectiva.

Enrich metió la pierna derecha a un centro medido de Escalante, quien a su vez recogió un envío exquisito de Cote desde la banda contraria. El tanto dio alas a un Eibar que cinco minutos después amplió su cuenta con el segundo gol de la noche. En esta ocasión el afortunado fue Kike García tras el rechace de una falta.

El delantero blaugrana estuvo más atento que nadie y capturó el desvío del meta granadinista para llevar el balón al fondo de las mallas con un disparo cruzado con el interior de su pierna derecha. El 2-0 tumbó a un Granada que sólo pudo reaccionar en la segunda mitad, cuando los de casa bajaron algunos enteros.

Machís, con un disparo al larguero, y Soldado estuvieron cerca de recortar distancias, pero los nazaríes no dieron con la tecla. Al contrario, el Eibar remató su victoria con el tercero de la noche merced a un zapatazo del japonés Takashi Inui, casi sin ángulo y con el portero fuera de su posición natural.

El contundente triunfo permite al Eibar despedir el año con cierta tranquilidad y no empaña en absoluto el excelente 2019 para el Granada, que seguirá en mitad de la tabla casi en el ecuador del Campeonato Nacional de Liga.

Para leer más