29 de noviembre de 2020
25 de enero de 2007

Fútbol.- Los jugadores de la Real no creen que haberse entrenado condicionados por la nieve influya de cara al derbi

SAN SEBASTIAN, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Real Sociedad lleva dos días consecutivos sin entrenarse con normalidad, debido al temporal de nieve, pero los jugadores txuri urdin no creen que esta circunstancia les influya de manera negativa de cara al derbi del domingo ante el Athletic Club, que ha disfrutado de bonaza climatológica durante su semana de concentración en tierras levantinas.

"Los campos no están en las mejores condiciones, pero cuando pasan cosas así no hay nada que hacer, y hemos hecho todo lo que se ha podido. El césped no estaba para grandes milagros con el balón", reconoció Mikel Aranburu.

Sin embargo, el azpeitiarra no cree "que todo esto tenga tanta influencia en el partido del domingo". "Si fuera un mes seguido así igual sí, pero por una semana no pasa nada", afirmó el jugador, que añadió que para el día del derbi, el césped de Anoeta "estará en buenas condiciones, por lo que han dicho".

Por su parte, Jesuli, para quien entrenarse con nieve era una experiencia nueva, también admitió que "sería mejor tener un campo en el que se pudiese entrenar bien", porque si el domingo Anoeta presentase el aspecto de Zubieta estos días "está claro que no se jugaría el partido".

Cree el sevillano que el hecho de que el Athletic haya disfrutado de buen tiempo para preparar el encuentro "puede ser ventajoso para ellos", pero tiene claro que estas circunstancias carecen de importancia dadas las connotaciones especiales de un derbi. "Al fin y al cabo un derbi es totalmente diferente; la igualdad viene de la ilusión que tenemos por ganar".

UN ENCUENTRO VITAL.

Ambos son conscientes de la trascendencia que este encuentro tiene para la Real. "De perder, tendríamos el peligro de quedar bastante descolgados, pero si ganamos subiríamos muchísimo. Lo que buscamos es ganar y engancharnos al grupo que tenemos por encima", resaltó Aranburu.

"El Athletic marcha mejor que nosotros en la clasificación y después del cambio de entrenador tuvo unos primeros resultados positivos. Pero tenemos que centrarnos en nosotros mismos; necesitamos los tres puntos más que ellos, e intentaremos acercarnos" en la tabla", añadió.

Jesuli también tiene claro que "el partido es súper importante porque es un equipo que está en la pelea" con la Real. "Hemos perdido dos seguidos, y por eso es un encuentro vital", aseveró el de Torreblanca, que no cree que este sea un choque como para encender las alarmas porque "las alarmas están encendidas desde hace tiempo" en el equipo donostiarra. "No nos podemos dormir, y el del domingo es un partido idóneo" para crecer.

Respecto al número de victorias que puede necesitar la Real para salvarse (se habla de ocho o nueve), Aranburu prefiere "ir poco a poco" y marcarse "objetivos a corto plazo". "Si miras más a largo plazo y de entrada no te va saliendo lo que pensabas, hay más peligro de apurarte y que la ansiedad te juegue una mala pasada. A ver si el domingo tenemos ya 16 puntos", deseó.