21 de noviembre de 2019
22 de septiembre de 2008

Fútbol.- Maresca (Sevilla): "Como el miércoles no empecemos bien se nos echará todo el mundo encima"

SEVILLA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El centrocampista y capitán del Sevilla Enzo Maresca se mostró hoy 'contento' con el resultado obtenido ayer en el derbi ante el Betis aunque, advirtió que si el miércoles, ante el Espanyol, el equipo blanquirrojo no empieza bien se le "echará todo el mundo encima".

El italiano aseguró que se puede dar por bueno el resultado de 0-0 obtenido en el Ruiz de Lopera ya que, dijo, el conjunto sevillista pudo al menos empatar "jugando mal" en terreno heliopolitano.

"Entre comillas, estoy contento, sin embargo todo el mundo está enfadado porque no se le ha ganado al Betis y nosotros también lo estamos. Es normal que se critique a este Sevilla porque todos queremos hacer más. Ello demuestra que no nos conformamos con nada", precisó.

Además, recordó que, antes, el Sevilla se conformaba con no perder cuando visitaba a su eterno rival. "Cuando llegué hace tres años un empate en su campo era algo positivo y hoy, un empate jugando mal, provoca enfado. Todos estamos enfadados y eso quiere decir que hemos mejorado y que somos más ambiciosos. Pudimos jugar mejor, de eso no hay duda, se vio en el campo, el por qué no lo hicimos no lo sé, pero hay partidos que no salen bien y, aun así, conseguimos empatar", espetó.

Igualmente, el salernitano reconoció los méritos demostrados por el Betis en este choque. "Es mi cuarta temporada y ha sido el mejor Betis que he visto, pero creo que ya llevan seis derbis sin meternos un gol, con el empate parece que están contentos y nosotros enfadados. Ahí está la diferencia entre Sevilla y Betis, que puede que hace seis años fuera al revés", comentó.

Pero el otro asunto que ha centrado todos los comentarios de este duelo sevillano fue el once inicial puesto en liza por el entrenador nervionense, Manolo Jiménez, con Capel y Navas como suplentes, planteamiento defendido por Maresca.

"El 'mister' estaba convencido de que con el equipo que sacó podía hacerlo bien y, aunque las cosas no han salido como esperaba, está claro que puso un equipo para ganar y ponerle las cosas difíciles al Betis", comentó.

Para el centrocampista, "es normal que, entre comillas, se critique a este Sevilla". "Todo el mundo, para empezar nosotros, queremos ganar. Es normal que la gente critique, pero los que jugaron son futbolistas que entrenan al cien por cien y creo que todo el mundo merece una oportunidad", apuntó.

"Si era el partido de ayer el indicado, no lo sé, pero la intención que tenía el 'mister' era ganarle al Betis con un equipo que entrena al cien por cien. No salió bien, ésa fue la mala suerte del entrenador, porque si le llega a salir bien estaríamos hablando de una gran lección táctica", sentenció.

A FAVOR DE LAS 'ROTACIONES'.

Además, Maresca aseguró que comprende la necesidad que tiene Jiménez de refrescar a su plantilla en cada jornada. "No estoy cansado, aunque creo que es normal el hecho de 'rotar'. Jugamos cada tres días y es normal que se vaya 'rotando' a los futbolistas, porque no podemos estar todos los partidos frescos si vamos acumulando minutos", advirtió.

Por ello, el italiano considera que, con este Sevilla, tal vez existe demasiada presión y poca paciencia, sobre todo cuando juega en casa. "En los primeros quince minutos de partido estamos notando 'presión' aquí. Han salido futbolistas importantes, no sólo este verano, y lo que en este momento se está haciendo es construir un equipo grande. Se nota la presión, se nota que la gente quiere algo importante ya, y lo que pasa es que los éxitos hay que construirlos poco a poco", señaló.

Por lo tanto, y con esa visita del Espanyol en ciernes, Maresca pide calma. "Como el miércoles, en los primeros minutos, el equipo no empiece bien se nos echará todo el mundo encima. El fútbol es así y hay que tomar la responsabilidad, no habrá problema con los pitos. Nuestra afición muchas veces nos ha ayudado a ganar partidos y habrá otras en las que tendremos que tirar de ellos para conseguir victorias", destacó.

En definitiva, el mediocentro confía en vencer a los 'periquitos' para hacer bueno ese apurado punto obtenido en el derbi. "No hablo de que no aguantemos la presión, la aguantamos y, personalmente, no tengo problemas. Pero una cosa es decir que somos grandes y otra es serlo, en este momento estamos construyendo un equipo para quedar entre los cuatro primeros, nada más", afirmó.

"Lo curioso es que si ganamos el miércoles llevaremos dos partidos ganados y dos empates, cualquier equipo lo firmaría y hay que ir poco a poco, con paciencia, sin querer las cosas ya, hay que ganar contra el Espanyol y así haremos bueno el resultado. Si no vencemos ya es un tema diferente, empezaremos a hablar de otra cosa, por eso hay que ganar el miércoles", concluyó.