26 de noviembre de 2020
27 de junio de 2006

Fútbol.- Moggi: "He sido condenado antes de ser juzgado"

MILAN (ITALIA), 27 Jun. (EP/AP) -

El ex director general de la Juventus, Luciano Moggi, inmerso en el centro de la polémica que ha salpicado durante los últimos meses al fútbol italiano, señaló que todo el mundo le ha convertido en el chivo expiatorio antes de comenzar el proceso judicial.

En una entrevista concedida al canal italiano Rai 3, Moggi explicó que ha sido juzgado antes de tiempo. "Durante dos meses he sido crucificado por todos. He sido condenado antes de ser juzgado", apuntó el ex dirigente de la 'Juve' con lágrimas en los ojos.

Tanto Moggi como el ex director ejecutivo del club transalpino, Antonio Giraudo, fueron acusados por la Federación italiana de amañar partidos y de romper el código de conducta, de lealtad y honestidad.

Varios clubes de la serie A, como la Juventus, AC Milan, Lazio y Fiorentina, junto con otros 24 funcionarios, incluyendo varios colegiados, también fueron acusados.

El juicio, que comenzará el próximo jueves en el Estadio Olímpico de Roma, podría desembocar en el descenso de los equipos o la pérdida de puntos para la próxima temporada. Además, al menos otros cinco conjuntos de otras tres divisiones están también bajo investigación.

Las líneas de investigación señalan que Moggi y Giraudo crearon un amplio sistema de corrupción que iba del arreglo de asignaciones de árbitros hasta la concesión de tarjetas y sanciones.

En la entrevista Moggi negó todos los cargos. "Nunca pedí a ningún árbitro que nos diese un trato favorable", apuntó al programa italiano 'Ballaró'.

Moggi añadió que él diseñó un sistema para que no se desfavoreciese a la Juventus y no para asegurar favores. El ex director general de la 'Vecchia Signora' también apuntó al anterior presidente de la Federación italiana, Franco Carraro, quien dimitió cuando saltó el escándalo.

"Es una certeza que Carraro iba contra la 'Juve'. Descubrimos que dijo que ayudaría a los clubes que conllevasen votos. Ha habido sólo dos chivos expiatorios", concluyó, refiriéndose a él mismo y Giraudo.