22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 22 de mayo de 2014

    El Gobierno navarro plantea analizar con "tranquilidad" la situación de Osasuna

    PAMPLONA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

    La consejera de Economía, Hacienda, Industria y Empleo del Gobierno de Navarra, Lourdes Goicoechea, ha afirmado, ante la reunión de este jueves con Osasuna, que "todos" tienen "ansiedad por saber qué va a ocurrir", pero que "en estos momentos las cosas hay que verlas con tranquilidad, en el nuevo escenario, que ha cambiado por completo".

    "Teniendo claro que es Osasuna es un bien que todos valoramos, que la ciudadanía le tiene mucho aprecio, nuestra obligación es exigir que se cumplan los compromisos (adquiridos para abonar la deuda con Hacienda)", indicó Goicoechea en declaraciones a los medios de comunicación antes de asistir al pleno del Parlamento.

    En ese sentido, la consejera apuntó que se ha convocado una reunión con el Club porque "la deuda seguía su camino pero es cierto que el hecho de bajar a Segunda cambia por completo la situación". "Desde el Gobierno, tenemos que actuar como con cualquier contribuyente que tiene que afrontar la deuda", afirmó, para añadir que "hay que ver qué idea tiene para llevar a cabo el pago de lo que se debe".

    "La reunión es para ver si han hecho un análisis del nuevo escenario en el que se encuentran y el futuro de la relación Hacienda-Osasuna", precisó Goicochea, quien insistió en que "en principio lo que el Gobierno tiene que hacer, como ante cualquier contribuyente, es exigir que afronte la deuda que tiene, que haga los pagos".

    Además, expuso que Osasuna hace dos pagos, por un lado, "lo que generaba en el ejercicio" y por otro, la deuda anterior. "Había un acuerdo para el aplazamiento y un compromiso de pago de la deuda que iba generando. Lógicamente habiendo bajado a Segunda, la parte de la deuda que genera es diferente", dijo.

    Goicochea señaló que, según lo que plantee el club, irán "viendo". "Decir si el Gobierno puede entrar en el accionariado... bueno, en principio es un club deportivo, no es posible", advirtió. "Conocemos la deuda que el club tiene con Hacienda, lo que no sé cuál es el resto de la situación del club, confiamos en que hoy nos lo cuente, otras deudas con entidades financieras, proveedores, jugadores...", agregó.

    Tras señalar que "la directiva tendrá una idea del futuro del club", explicó que no existe "aval por parte del Gobierno" y que sí existen "compromisos con unas garantías, garantías inmobiliarias, una cuenta mancomunada en la que se cobraban parte de los derechos de televisión para hacer frente a la deudas y también estaban pignorados algunos traspasos de jugadores".