12 de julio de 2020
13 de enero de 2010

Laporta, citado mañana para una conciliación con un representante que le reclama 10 millones de euros

El agente es conocido en España por haber sido el mánager de Michael Laudrup

BARCELONA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, está citado mañana en el Juzgado de Primera Instancia número 30 de Barcelona para celebrar un acto de conciliación con el agente de jugadores de fútbol profesional Bayram T.T. --conocido en España especialmente por ser el representante de Michael Laudrup-- que le reclama 10 millones de euros.

El agente interpuso en diciembre una demanda de conciliación contra Laporta, por el impago de unas comisiones que ascienden a 10 millones de euros. Aunque el presidente del FC Barcelona no está obligado a asistir, sí lo harán las respectivas defensas, que intentarán llegar a un acuerdo ante el juez.

Según el abogado del agente, Josep Oriola, las negociaciones anteriores con Laporta han fracasado y desde que se interpuso la demanda de conciliación "no ha recibido ni una sola llamada" por parte del club. Oriola asegura que si no llegan a un acuerdo emprenderá acciones por la vía penal.

En abril de 2008, fruto de la confianza mutua, Bayram T.T. y Laporta acordaron verbalmente la mediación del agente en cualquier tipo de colaboración o negocio que éste pudiera aportar, tanto a través del club como a través del despacho de abogados de Laporta, concretando una retribución del 10 por ciento de los acuerdos que Baymar T.T. gestara.

Baymar T.T. puso entonces en contacto a Joan Laporta con Miradil S.D., una persona estrechamente vinculada con el presidente de Uzbekistán y representante del club de fútbol uzbeco Kuruvchi FC. Miradil S.D. reconoció ser un gran admirador del Barça y de su presidente, por lo que el agente concretó una comida en el restaurante Via Veneto de Barcelona el 16 de mayo de 2008.

En su denuncia, Baymar T.T. asegura que al principio de la comida Laporta tuvo serias dudas sobre la solvencia del representante uzbeco, por su apariencia humilde. Sin embargo Baymar T.T. le comentó que Miradil S.D. es una persona muy influyente en su país, con un gran poder adquisitivo, al ser además representante de una sociedad de Suiza, Zeromax GmbH, que ha forjado fuertes relaciones con el gobierno de Uzbekistán creando empleo para más de 23.000 personas.

Miradil S.D. expuso que su club quería reorganizarse, construir un nuevo estadio y conseguir que jugadores de renombre internacional dieran clases en sus instalaciones. En total, el club tenía un presupuesto para un acuerdo de colaboración con el Barça de unos 25 millones de euros. Cuando Laporta y Bayram T.T. se quedaron solos, se volvió a hablar del 10% de comisión correspondiente al agente.

Tras dos reuniones más y pasado un cierto tiempo, cuando Bayram T.T. comentó a Laporta que iba a realizar una llamada a Uzbekistán para ver como estaba la situación, éste le pidió expresamente que no lo hiciera.

Según la demanda, poco después "se hizo evidente" a través de la prensa nacional e internacional, "que la mediación realizada por Baymar T.T. entre el club de fútbol catalán y el uzbeco se había concretado en determinados acuerdos de colaboración entre ellos", como algún fichaje, varios partidos amistosos o visitas de jugadores para impartir clases.

Laporta manifestó en una ocasión, ante los requerimientos de Baymar T.T. para reclamar su dinero, que el club no pasaba por una buena situación financiera y no disponía de dinero para pagarle las comisiones.

Sin embargo, según Baymar T.T., el propio Laporta declaró a los medios de comunicación que los acuerdos con el club uzbeco, ahora llamado FC Bunyodkor, habían proporcionado unos ingresos al club que salvaron su situación económica.

Por todo esto, Baymar T.T. reclama el 10% del importe percibido por el Barça y Joan Laporta, gracias a los negocios concluidos con los representantes uzbecos, que asciende a unos 10 millones de euros.