29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
19 de octubre de 2019

Mendilibar: "He ido muy alegre pensando que podíamos tutear a este Barcelona"

Mendilibar: "He ido muy alegre pensando que podíamos tutear a este Barcelona"
El entrenador del Eibar, José Luis Mendilibar - OSCAR J. BARROSO / AFP7 / EUROPAPRESS - ARCHIVO

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El entrenador de la SD Eibar, José Luis Mendilibar, ha reconocido su "culpa" en la derrota de este sábado ante el FC Barcelona en Ipurua (0-3), afirmando que fue "muy alegre" pensando que podían "tutear" al cuadro azulgrana, y ha explicado que después de ver que el conjunto de Ernesto Valverde amenazaba con sorprenderles a la espalda han "cogido miedo".

"Algo de culpa tengo yo. Hemos jugado muy ofensivos de alineación, con Orellana y Pedro León por bandas, que son dos delanteros específicos arriba. Pensábamos que desde arriba les íbamos a crear dificultades. Quizás el equivocado hoy haya sido yo, que he ido muy alegre pensando que podíamos tutear a este Barcelona. Hoy nos han demostrado que están a un gran nivel", señaló en declaraciones a Movistar+.

Además, el técnico vasco reconoció que a partir de las "primeras jugadas", en las que el Barça amenazaba con balones en profundidad, han "cogido miedo". "Nos han pillado dos o tres veces a la espalda, y en una de ellas Griezmann ha hecho gol. El mérito es suyo, han jugado un gran partido. Algo habremos mal nosotros para perder tan fácil", manifestó.

"Los defensas hemos estado ocho o diez metros más atrás de lo que deberíamos estar, por ese miedo a que te pillen de espaldas. Han jugado cómodos Arthur, De Jong... Si esos ya juegan cómodos y nuestros centrocampistas están rebasados, los de arriba te hacen mucho daño. Ellos, en la salida de balón, se te quedan los tres arriba y tú tienes muchos espacios entre extremo y lateral contrario. A nuestro lateral le cuesta saltar. Ello han acertado casi todos los pases de primeras, y hay que darles méritos", indicó.

Por otra parte, Mendilibar explicó que les faltó "llegada del lado contrario". "Si centrábamos de izquierdas, el de la derecha no llegaba, y al revés. Nos faltaba un tercer delantero para poder rematar, o que los centros no estaban muy allá. A veces el miedo de querer llegar los centrocampistas para ganar la segundas jugadas hace que no llegues, que las ganen ellos y que te ataquen otra vez", finalizó.

Para leer más