20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 3 de enero de 2009

    Un remozado Real Madrid pretende iniciar su escalada

    MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Real Madrid y el Villarreal se citan mañana en el estadio Santiago Bernabéu (17:00 horas) en un partido que desprende buen aroma por la mezcla que resulta de las urgencias del equipo blanco y el fútbol que destila el equipo de Pellegrini, con ambos conjuntos empatados a puntos en zona UEFA y las caras nuevas que presentan los locales.

    Juande Ramos podría hacer debutar al holandés Klass Jan Huntelaar para sustituir al argentino Gonzalo Higuaín, su máximo realizador y primero en asistir a la enfermería en el nuevo año por culpa de una amigdalitis. La segunda adquisición merengue en el mercado invernal, el francés de origen africano Lassana Diarra, esperará turno en el banquillo pero también podría debutar como madridista.

    El Real Madrid pretende utilizar la apertura del telón de 2009 para cambiar la dinámica de los meses anteriores y volver a ser fiable en su estadio para cambiar de aire la Liga. Sudó pero resolvió ante el Valencia en el último partido del pasado año y ahora llega otro rival de enjundia, que será obstáculo para meterse en plaza de Liga de Campeones.

    Blancos y amarillos jugarán además conociendo el resultado del Valencia-Atlético de Madrid, otros dos de los inquilinos 'Champions' y también del Barcelona, con lo que eso puede condicionar a unos y otros, especialmente los locales, cuando salten al remozado césped del Bernabéu, que ha sido cambiado por completo durante el periodo navideño.

    Además será la primera alineación no condicionada de Juande Ramos. Por primera vez el técnico manchego tiene dónde elegir porque la festividad ha permitido la recuperación de los lesionados del curso pasado, así como la recuperación del sancionado Sergio Ramos. Algunos de los que regresan parecen fijos como Pepe o Sneijder, pero lo cierto es que el partido será el primer boceto real de Juande Ramos.

    El técnico ya ha acumulado varias semanas de entrenamiento para que la idea de equipo que pretende ofrezca sus primeros resultados ante una grada que se poblará, renovada la ilusión con el nuevo año, para impulsar a su equipo. De este modo será interesante comprobar si realiza una apuesta valiente por Huntelaar como acompañante de Raúl o se decide por Var der Vaart.

    En la media parece evidente que formará con Gago y Guti, y Sneijder y Robben, mientras que en defensa también parecen seguros Casillas, Ramos en la derecha, y Pepe y Cannavaro en el eje de la zaga mientras que el flanco izquierdo será para Heinze ya que Marcelo ni ha entrado en la convocatoria.

    EL VILLARREAL PRETENDE TRUNCAR SU RACHA NEGATIVA

    Por su parte, el Villarreal intentará en este nuevo año cambiar la dinámica de resultados con la que despidió 2008, donde sólo consiguió una victoria en los últimos seis partidos. Además, el equipo castellonense tratará de sacar un resultado positivo ante uno de los primeros clasificados en Liga BBVA, ya que hasta el momento ha perdido ante Sevilla y Barcelona y ha empatado contra el Atlético de Madrid.

    Además de estos datos, el Villarreal tratará de redondear otras estadísticas, como, por ejemplo, vencer por primera vez en el Santiago Bernabéu, uno de los pocos campos que le queda por ganar al equipo. Y otro reto es conseguir el gol número 500 del Villarreal en Primera División, una cifra que está a un solo gol.

    En lo puramente deportivo, Manuel Pellegrini tendrá a casi toda la plantilla disponible a excepción de Javi Venta y Altidore, que no se han recuperado de sus dolencias.. Además, el vasco Joseba Llorente vuelve a la convocatoria después de perderse el último partido ante el Barcelona por sanción.

    De este modo, el entrenador chileno podrá sacar a su 'once de lujo', sobre todo si se tiene en cuenta que el Villarreal tendrá un mes de enero más descansado que sus rivales, ya que los castellonenses es uno de los pocos equipos de Primera División que no tendrá compromisos de Copa del Rey en el mes de enero.

    Uno de los hombres a seguir será el asturiano Santi Cazorla, que visitará por primera vez el Bernabéu después del 'culebrón' que se vivió en verano respecto a su frustrado fichaje por el Real Madrid.