15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 14 de agosto de 2019

    La RFEF lamenta la denuncia "gravísima e intolerable" de Mediapro al colectivo arbitral

    La RFEF lamenta la denuncia "gravísima e intolerable" de Mediapro al colectivo arbitral
    AMP.- Fútbol.- La RFEF lamenta la denuncia "gravísima e intolerable" de Mediapro al colectivo arbitralRFEF

    LAS ROZAS (MADRID), 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Andreu Camps, ha defendido la "profesionalidad encomiable" del Comité Técnico de Árbitros (CTA) y ha defendido que no ha habido apropiación indebida de material del VAR, tal y como ha reclamado Mediapro a través de una denuncia ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Majadahonda (Madrid), valorando como "gravísima e intolerable" la situación.

    "Le dijimos a Mediapro que nos dejarán esperar a que pasara el próximo fin de semana (cuando se disputa la primera jornada de LaLiga Santander) y que el próximo lunes recogieran todo su material. Pues no, al juzgado", lamentó Camps durante su comparecencia este miércoles en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde defendió la "profesionalidad encomiable" de su organismo.

    El secretario general de la RFEF añadió que "denunciar al presidente del CTA (Carlos Velasco Carballo) es gravísimo e intolerable". "Esta Federación no puede permitir que se pretenda hacer daño al colectivo arbitral o a su presidente. Hay cosas que no son admisibles", lamentó, añadiendo que "se ha cruzado una línea roja que nadie tenía que haber pasado".

    "Carlos (Velasco Carballo) no tiene nada que ver con este tema, los temas de retirada de bienes son exclusivamente mi responsabilidad, no se puede imputar una causa penal a alguien que no ha adoptado esas decisiones", aseveró el directivo.

    Mediapro, encargada de prestar el servicio de VAR en su primera campaña en LaLiga Santander, reclama siete mesas técnicas, cableado vario y discos NAS de almacenaje de clips de vídeo por un valor total de mercado superior a 50.000 euros. La empresa denunció el martes que "la RFEF y Carlos Velasco Carballo están dilatando conscientemente el proceso de retirada con ánimo de apropiación ilícita".

    Por ello, Camps, acompañado de Velasco Carballo, compareció ante los medios para "intentar clarificar al máximo el estado de la situación" y confirmar que había la "denuncia formal" de la empresa catalana. "Nos hemos personado en el juzgado nuestro abogado y yo mismo para presentar nuestras alegaciones e imaginamos que el juez de guardia entre hoy, mañana o el viernes dictará un auto en relación a las medidas cautelares", comentó.

    "La justicia dirá lo que tenga que decir y nos dará la razón o no. Nosotros seremos respetuosos con la justicia", subrayó el secretario general federativo. "Pase lo que pase, el VAR funcionará este fin de semana", zanjó.

    Camps repasó como ha surgido este, iniciado después de que la RFEF comunicase a LaLiga y Mediapro "bastante antes" del 30 de julio, cuando finalizaba su acuerdo sobre el sistema de videoarbitraje, que iban a "sacar un concurso para proveer el VAR" y que ganó 'Hawk Eye'. "Me parece relevante decir que el CTA y la RFEF han mostrado una satisfacción plena a Mediapro por sus prestaciones y así se lo hemos agradecido, pero estamos obligados a sacarlo a concurso", aclaró.

    Por ello, el 10 de julio enviaron una carta a la compañía de Jaume Roures, que en ese momento había solicitado medidas cautelares en la justicia contra esta designación de 'Hawk Eye', para advertirles de que debían de retirar "una serie de materiales que para que se puedan instalar los nuevos equipamientos" y que si no se enviarían a un depósito de almacenes de la RFEF.

    Mediapro consideró entonces "contraproducente" hacerlo por la demanda existente y la posibilidad de que la justicia les diese la razón porque "no habría tiempo material para su instalación para la nueva temporada". "Nos dicen que no toquemos nada y que si les denegasen la cautelar procederían a vendérnoslo por un precio de mercado acordado de buena fe por ambas partes", resaltó Camps.

    En este sentido, el directivo advirtió que en el momento que se instalaron los equipamientos el año pasado no se les entregó "un inventario" y que no lo ha recibido todavía. "En el juzgado han entregado el contrato, pero no hay ninguna relación de bienes de nada", puntualizó, recalcando la existencia de "un gran manojo de cables". "Que identifiquen de forma cierta y veraz que es suyo", aseveró.

    El resto son mesas y discos duros, cuyo contenido "pertenece a la RFEF, a LaLiga como titular de los derechos y otra que puede pertenecer a Mediapro" y que sólo "se leen" en aparatos de la compañía audiovisual, por lo que para Camps "lo normal" es que sea esta la que "vuelque esa información". "Y alguien de LaLiga nos debe decir qué hacer con su información porque hay unos datos que la FIFA prohíbe dar y difundir y no podemos cometer ese error porque nos inhabilitarían para tener el VAR en España", añadió.

    Con todo, desde la RFEF no había "ningún inconveniente en poder comprar" ese material, pero que el 18 de julio les insisten desde Mediapro en "no desmontar". "Desconectamos sus aparatos y conectamos los nuestros a aquello que de buena fe se nos dijo que se podía comprar.

    "Ahora no sólo vienen a por ello, sino que presentan la denuncia. Sólo les dijimos que si pueden esperar al día 19", detalló el directivo, recordando que las mesas en discusión "no son del Ikea, que las encargas y llegan al momento".

    "No tengo ninguna duda de que la RFEF ha actuado de buena fe, los demás defienden los que ellos creen, no voy a hacer un juicio sobre lo que hacen", admitió preguntado sobre si había intereses 'ocultos' en esta demanda. "Si hasta ahora en el cien por cien de las demandas nos han dado la razón, imagínense la que se puede montar si alguna vez, que la habrá, perdamos", sentenció.

    Para leer más