25 de febrero de 2021
22 de febrero de 2021

La selección femenina quiere un broche de oro ante Polonia

La selección femenina quiere un broche de oro ante Polonia
Archivo - Alexia Putellas y Mariona Caldentey durante el partido de la selección española ante Moldavia de la fase de clasificación para la Euro 2022 - OSCAR J. BARROSO / AFP7 / EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La selección española femenina de fútbol cerrará este martes (19.00 horas/Teledeporte) en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid) la fase de clasificación para la Eurocopa de Inglaterra del año 2022 con un duelo ante la incómoda Polonia al que acude sin relajación pese a tener los deberes hechos.

España selló su pasaporte para el campeonato continental del año que viene el pasado jueves y lo hizo con otra demoledora goleada en su visita a Azerbaiyán, colista del Grupo D a la que derrotó por un contundente 0-13 y dejar en 'nada' el encuentro ante las polacas, un rival que se le ha atragantado en sus últimos enfrentamientos y que sí se juega más.

Sin embargo, el combinado de Jorge Vilda no tiene en su mente afrontar el choque como un trámite por no tener nada en juego y las palabras del técnico madrileño y de la capitana Irene Paredes en la previa así parecieron dejarlo claro. "Lo que las jugadoras me transmiten es que el partido no es intrascendente", indicó el seleccionador. "No va con nuestra identidad tomarnos el partido ante Polonia de manera tranquila", reconoció la central del PSG francés.

La selección española ha firmado una gran fase de clasificación con 19 de los 21 puntos posibles hasta el momento, con 45 goles a favor y sólo uno en contra. Pero únicamente no pudo ganar ni marcar en su visita a Polonia y seguramente querrá mostrar su nivel en un partido ante la rival teóricamente más potente de su grupo, aunque su ranking FIFA (29) sea inferior al de la República Checa (27).

Además, en el combinado nacional tampoco olvidan la dura derrota por 3-0 que encajaron ante las polacas en la Copa Algarve del año 2019, una de las más contundentes que han sufrido desde que llegó Jorge Vilda al cargo y que, junto al hecho de jugar en casa, servirá también de extra para no salir descentradas.

El equipo centroeuropeo tampoco dejará ningún resquicio para la relajación a España porque se juega poder jugar como segunda clasificada los 'playoffs' para estar en la Eurocopa del año que viene y para ello no le vale otra cosa que ganar porque está a dos puntos de las checas, que esperan que las locales den su versión más arrolladora.

De todos modos, lo tendrá que hacer sin su mejor jugadora, Ewa Pajor, lo que merma sus opciones ante una España que quiere mantener su racha goleadora. Esther González y Jennifer Hermoso, que anotaron ambas cinco cada una en Bakú, se vuelven a perfilar como las titulares en el ataque de un once donde habrá pocas novedades respecto al pasado jueves salvo la entrada de Irene Paredes en el centro de la defensa y un posible esquema con laterales (Corredera y Ouahabi).

"Este es el partido más importante de mi carrera como entrenador, probablemente no jugaré otro así. No tengo ni idea de cómo jugará España, pero nos centramos en su alineación más fuerte. Sabemos de su amplitud y cómo juegan sus categorías inferiores, por lo que su seleccionador no tiene que preocuparse por quién alinear. No veo mucha diferencia entre su primer equipo y uno 'B'", advirtió Milosz Stepinski, seleccionador polaco.

Contador

Para leer más