26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • 6 de septiembre de 2018

    Bou: "Después de la lesión veo más lejos el Dakar, no me atrae"

    "Ganar te lleva a ganar y sí, me pondría en el 'saco' de los mejores deportistas españoles", dice el 24 veces campeón mundial

    Bou: "Después de la lesión veo más lejos el Dakar, no me atrae"
    EUROPA PRESS

    MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El piloto Toni Bou (Repsol Montesa-HRC) afirmó que no ha perdido la motivación por ganar, que le atrae más el enduro bajo techo que la aventura del rally Dakar, que ve "más lejos" después de su lesión de espalda, y cree que está en el 'saco' de los mejores deportistas nacionales de la historia, tras sumar su vigésimo cuarto título de campeón del mundo de trial.

    "Ganar te lleva a ganar, como el Madrid con la 'Champions'. La confianza que te da el haber ganado te quita una presión de encima que los otros tienen. Si mantienes esa motivación en el día a día, te lleva al hambre de victoria", resumió su filosofía el de Piera (Barcelona) en una entrevista a Europa Press.

    Toni Bou destacó que este último título ha sido "muy diferente" por las sensaciones que ha experimentado durante la campaña, plagada de obstáculos como la lesión en tres vértebras de la espalda que modificaron su rutina de entrenamientos y la óptica enfocada más en el corto que en el largo plazo.

    "Al final los resultados han sido muy buenos, excepto en dos carreras, pero las sensaciones vividas en pretemporada y después justo de la lesión en la espalda de tres vértebras fueron muy malas. Una lesión así te complica mucho la existencia en pretemporada, se te pasan muchas cosas por la cabeza. Estás parado al cien por cien. Ha sido un año superdiferente", comentó.

    Esos viajes del sofá a la cama sin poder subirse a una moto o ir al gimnasio han cambiado su visión de las cosas. "Cuando estás físicamente mal te das cuenta de lo bueno que es entrenar y pensar sólo en ganar carreras, preparar la moto ... Cuando empecé a ir al gimnasio una hora valoré mucho más las cosas. Me he prometido a mí mismo disfrutar las cosas al cien por cien. Vivir el día a día a tope", indicó.

    En este sentido, reflexionó que esa lesión de espalda pudo haber truncado su carrera. "El susto ha sido grande y, a partir de ahí, se hace una temporada diferente. Después de las derrotas en Japón, que es 'casa' de Honda, sólo me preocupaba poder entrenar bien y con un buen ritmo", recordó.

    Admitió que se informó en internet para compararse con casos similares, como el brasileño del Paris Saint Germain Neymar Jr., que se rompió una vértebra y "volvió a jugar al cabo de dos meses". "Eso me marcaba un poco. Es una lesión que no se puede operar y piensas 'Si me hubiera dado un poco más en el medio todo se podía haber acabado'. Por muy bien que estés es muy díficil mantener ese nivel de victorias", señaló.

    Entre los retos que tenía este curso estaba el de superar las 100 victorias, un horizonte que veía muy lejano hace unas temporadas, pero que se empezó a plantear desde que llegó a las 60. "Ha sido un récord muy difícil y, en el momento en el que lo logré, fue una inyección de moral muy grande para afrontar la parte final del campeonato. ¿Mejorar? Hay muchas cosas a nivel técnico y de la moto que se pueden seguir mejorando y ése es el camino. Deportivamente retos muy claros no los tengo ahora", indicó.

    "SI NO ERES EGOÍSTA, NO PUEDES GANAR TANTO"

    Entre esos objetivos de futuro, aplaza el salto al rally Dakar, un camino que sí han seguido compañeros suyos como Laia Sanz. "Después de la lesión aún veo más lejos el Dakar. Ahora un francés (Mathias Bellino), que había sido campeón del mundo de enduro, ha tenido un accidente en una prueba y vamos a ver si se queda en una silla de ruedas", lamentó.

    El raid americano es algo que no le motiva en un futuro próximo. "Es una cosa que, técnicamente, no me atrae mucho, me atrae más como aventura. Quizá el enduro indoor, que tiene la técnica del trial y velocidad, me atrae un poco más. Después de lesión me planteo mirar muy cerca y no tanto al futuro", matizó.

    Para el piloto catalán, es complicado pensar en el Dakar después de la lesión. "El ir a probar algo de ese riesgo sin saber si lo vas a hacer bien o no ... Y que técnicamente no me atrae tanto, es un riesgo que no debo correr. Y no sabes si eres competitivo hasta que no estás metido en carrera. A Laia (Sanz) le ha salido la jugada increíble y ha encontrado su deporte. Nunca había estado tan cerca de los chicos como en el Dakar. Pienso que cada uno tiene que encontrar su camino", aclaró.

    A su juicio, los deportistas de deportes individuales se caracterizan por "ser egoístas". "Si no eres egoísta, no puedes ganar tantos años. Los rivales quieren ganar, cada vez lo ponen más complicado, hay cambios de reglamento y siempre revalidar es más difícil que ganar de nuevo. Seguiremos luchando y habrá algunos hartos de mi. El japonés (Takahisa Fujinami) siempre lucha para dar el 1.000 por cien. Es supercompetitivo y eso le mantiene con 38 años", destacó.

    "ESTOY PREPARADO PARA LA DERROTA"

    Como sucesor tiene claro que lo será el joven español Jaime Busto, con el que tiene una "relación increíble" pese a que son rivales y se ha marchado al equipo Gas Gas. "Pero seguimos entrenando juntos. Tiene todo para ser el sucesor, un nivel innato de ir en moto y este fin de semana estará luchando para ser segundo del campeonato", resaltó.

    Siempre quiere ganar, aunque una derrota de un año, si luego vuelve a ganar, "podría ser positivo". "Pero mientras compita estaré luchando por la victoria. Estoy preparado para la derrota, nunca hubiera pensado ganar tantos títulos consecutivos y hace muchos años que lo digo. Hay que saber que he tenido mucha suerte de haber ganado tantos años y disfrutarlo", aseguró.

    Le gusta más el 'indoor' que el 'outdoor' porque es "más explosivo", todo pasa más deprisa y siente el calor de un público que "entiende quién gana y quién no de primeras". "¿Uno de los mejores de la historia? Evidentemente que cada deporte es un mundo, pero, para ganar tantos años, tienes que sacrificar lo mismo. No tiene menos valor. Es el que he escogido porque es el que me gusta hacer y me pondría en el 'saco', porque hemos conseguido muchos éxitos y muchos años consecutivos", confesó ruborizado.

    Al margen de todo ello, lamentó que la Ley de Montes le siga manteniendo, a un 24 veces campeón del mundo, que se ha marchado a entrenar al Principado de Andorra, y al resto de compañeros, casi en la clandestinidad.

    "Ya hemos planteado cambios y las reacciones son muy complicadas, casi de sorpresa. Entonces te das cuenta de que estás lejos de conseguir algo, pero no nos cansaremos nunca. No pedimos ir por todos los lados, pero sí practicar mi deporte. Ahora, tal y como está, te tienes que esconder. Es muy triste: cuando se acercan a mi no sé si vienen a pedirme un autógrafo o a decirme qué haces", desveló.