16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 12 de octubre de 2019

    Kipchoge hace historia al completar un maratón en menos de dos horas

    Kipchoge hace historia al completar un maratón en menos de dos horas
    El atleta keniano Eliud Kipchoge se convierte en Viena en el primer hombre en completar un maratón en menos de dos horasREUTERS / LEONHARD FOEGER

    MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

       El atleta keniano Eliud Kipchoge ha hecho historia este sábado al convertirse en el primer hombre en bajar de las dos horas en un maratón, al completar el reto 'INEOS 1:59 Challenge' en el parque Prater de Viena en un tiempo de 1:59:40.2.

       En su segundo intento, el campeón olímpico ha logrado la proeza de romper la barrera de las dos horas en los tradicionales 42,195 kilómetros, a pesar de que la marca no vaya a ser homologada por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF). Acompañado de 41 liebres de élite, Kipchoge ha batido, de manera oficiosa, la vigente plusmarca mundial en la distancia, el 2:01:39 que poseía él mismo del maratón de Berlín en 2018.

       En una mañana con condiciones óptimas en la capital austriaca, Kipchoge  fue destrozando las marcas en todos los parciales; así, realizó los primeros 5 kilómetros en 14:10, llegó al kilómetro 10 en 28:20 y completó el medio maratón en 59:35, unos cronos que auguraban que el africano conquistaría su ansiado récord.

       Ni el muro de los 30 kilómetros, por los que pasó nueve segundos por debajo de la marca, pesaron sobre el keniano, apoyado por hombres como el subcampeón del mundo de 5.000 metros Selemon Barega, los hermanos noruegos Henrik, Filip y Jakob Ingebrigtsen o el antiguo campeón mundial de 1.500 y 5.000 metros Bernard Lagat, que le escoltó en el último relevo de liebres.

       Fue a falta de menos de medio kilómetros cuando sus acompañantes se apartaron y le dejaron solo para disfrutar de la hazaña. Sonriente, Kipchoge entró en meta y paró el crono en 1:59:40.2, un nuevo hito para la historia del atletismo.

       De esta manera, Kipchoge consigue su objetivo en su segunda tentativa, después de quedarse a solo 26 segundos en su primer intento, también de la mano de Nike, en el circuito de Monza (Italia) en 2017, con un tiempo de 2:00.25.

       Sin embargo, la IAAF no homologará el récord, al no producirse en una carrera oficial ni en un recorrido homologado; además, el descanso de las liebres, que podían entrar y salir haciendo rotaciones, y el hecho de que no se realice control antidopaje son otros de los impedimentos para que el crono no se cuele entre los oficiales.