24 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Rally/Dakar.- Salvador Servià celebrará sus 40 años en competición con su participación 17 en el Dakar

BARCELONA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Salvador Servià celebrará 40 años de competición en activo con su decimoséptima participación en el Dakar de 2009, que se disputa del 3 al 18 de enero próximos por vez primera en Argentina y Chile, con un camión Mercedes 6x6 que prestará asistencia a la filial brasileña de Mitsubishi.

El de Pals disputó sus primeras carreras en 1969, en montaña, disputando la Subida als Àngels al volante de un Seat 124, y también en los rallys, compartiendo un Seat 600 con Agustí Boix en el del Ripollès.

En su palmarés figuran dos títulos de Campeón de España de Rallys (1985 y 1986, Lancia 037), dos subcampeonatos (1984, Opel Manta, y 1987, Volkswagen Golf), la tercera posición en el Campeonato de Europa (1985, Lancia 037), once participaciones en el Rally de Montecarlo entre los años 1972 (disputó la edición de 1973 en viaje de bodas con un Seat 127 y con Montse Imbers, su esposa, como copiloto) y 1986.

En 1988, Salvador Servià empezó a competir en los Rallys Todo Terreno, especialidad en la que fue Campeón de España de Raids (1992, Lada Samara) y vencedor del Trofeo FIA de la categoría Maratón en la Copa del Mundo de Rallys Todo Terreno, la temporada 1993.

En el Rally Dakar ha finalizado cinco veces entre los diez primeros absolutos, destacando el quinto lugar en 1996, cuando compitió por segunda vez como piloto oficial de Citroën, y el sexto en las ediciones de 1993 (Lada Samara) y 1997 (Nissan Patrol). También fue segundo de categoría en 2003, con un camión Man 4x4. El piloto ampurdanés también ha disputado dos ediciones del Rally París-Moscú-Pekín.

"Las cosas han cambiado mucho desde aquellas primeras carreras, y también los planteamientos. Recuerdo que con el 600 de Agustí, al que denominábamos 'La Bala', nos intercambiábamos en cada tramo las funciones de piloto y copiloto. Ello significaba que nos acelerábamos más de lo debido porqué uno quería impresionar al otro y, lógicamente, solíamos terminar con el coche algo tocado", recuerda Servià.

Su participación en el próximo Dakar le permitirá completar 40 años en la élite. "Mientras se me presenten oportunidades, mientras siga disfrutando de este deporte y mientras el físico aguante, no renunciaré a nada", añade.