26 de octubre de 2020
29 de septiembre de 2020

Ruth Beitia: "Dejé el atletismo en el momento preciso"

Ruth Beitia: "Dejé el atletismo en el momento preciso"
La exatleta española Ruth Beitia - AFP7 - ARCHIVO

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La exatleta española Ruth Beitia, vigente campeona olímpica en salto de altura, afirmó haber dejado el atletismo en el "momento preciso" tres años después de su retirada, además de explicar que aquel oro en Río de Janeiro fue la consecución de su "último sueño" como deportista.

"El deporte ha sido muy generoso conmigo. Retirarte con 38 años de una prueba técnica en la que saltaba con niñas que podían ser mis hijas, pues dice mucho de lo generoso que ha sido conmigo. He tenido mucha suerte de tener una carrera tan longeva", indicó Beitia a 'Olympic Channel'.

En la actualidad, la cántabra dice que sigue el atletismo desde otra posición diferente. "Me gusta verlo desde la grada y me encanta seguir mi prueba, pero ahora con 41 años no puedo tener la sensación de decir 'me encantaría estar ahí dentro' porque he vivido muchísimas experiencias", añadió.

"He saltado con muchísimas saltadoras, bueno, mejor dicho, me he cargado -entre comillas- a tres o cuatro generaciones de saltadoras y es una pasada tener la sensación de decir 'hasta aquí he llegado'. Soy feliz porque todos en todos los momentos de mi vida sigo respirando atletismo y creo que lo dejé en el momento preciso para que así siga siendo mi pasión", comentó.

Además, la triple campeona de Europa recordó la medalla conquistada en los últimos Juegos Olímpicos y todavía muestra su emoción. "Ese oro nos supo a gloria. Llegué con la sensación de que era mi último cartucho y de que podíamos conseguir la medalla. Pero toda la competición estuvo llena de hándicaps: se puso a llover, saltaba la primera y por primera vez en la historia se habían clasificado 17 saltadoras a la final. No tenía respuesta a ninguna de ellas".

"Mi apuesta era saltar todo a la primera, evidentemente, así que saqué la cántabra que llevo dentro y tuve la oportunidad de conseguir mi último sueño, que era el oro olímpico. Corrí hacia la grada, trepé y me abracé con mi entrenador (Ramón Torralbo). No nos dijimos nada y a la vez nos dijimos muchas cosas", apuntó.

Beitia -"agradecida por una carrera tan longeva"- no quiso olvidarse del que ha sido su técnico durante 27 años. "Desde los 11 años me dio la mano la persona adecuada para cumplir mis sueños. El 50% de la losa la lleva el también. Me enseñó todas las discipnas del atletismo y el salto de altura me terminó eligiendo a mí. Es la relación de un cordón umbilical, como un hermano mayor", finalizó.

Contador

Lo más leído en Deportes