16 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Vela/Barcelona.- El 'Delta Dore' francés abandona la regata y queda a la deriva tras sufrir la rotura del mástil

BARCELONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 'Delta Dore' de los franceses Jérémie Beyou y Sidney Gavignet tuvo que abandonar la Barcelona World Race, la vuelta al mundo sin escalas ni asistencias que partió de la ciudad catalana el 11 de noviembre, después de sufrir la pasada madrugada la rotura del mástil del barco en el Océano Índico, tras la cual los navegantes decidieron lanzar el palo al agua y el equipo trata ahora de llegar a Sudáfrica para repatriar la embarcación a Francia.

Beyou y Gavignet salieron ilesos del accidente. Ambos se encontraban en el interior del barco cuando, por causas todavía desconocidas, cayó el mástil, que impactó en la cubierta, aunque no provocó ninguna vía de agua. Como medida de urgencia y para proteger el casco, los navegantes tiraron por la borda el palo y el conjunto del aparejo. Después, dieron aviso a la dirección de la regata para facilitar su regreso a tierra.

El 'Delta Dore' navega rumbo norte a una velocidad de tres nudos y con aparejo de fortuna y, según la información facilitada por la regata, está a la deriva por falta de gasoil para llegar a tierra, pues se encuentra a unas 850 millas al Sur Este de Sudáfrica y tiene pocas posibilidades de llegar a un puerto habitado sin asistencia. A bordo, dispone de 188 litros de gasoil, lo que les proporciona unas 240 millas de autonomía a motor.

El barco, que marchaba en la cuarta posición de la regata, está "intentando navegar hacia el Norte para salir de los fuertes vientos y las enormes olas", explicó Beyou, que considera que "lo ideal sería llegar a Sudáfrica para repatriar el barco" a Francia. De momento, no ha pedido ayuda, aunque la organización sudafricana de salvamento marítimo ha sido avisada del incidente por si fuera necesario poner en marcha una operación de rescate.

La tierra más cercana al 'Delta Dore' es el deshabitado archipiélago del Príncipe Edward, a 165 millas hacia el Este. La isla Crozet, también sin civilización, está a 685 millas hacia el Este, mientras que Port Elisabeth, en Sudáfrica, está a 850 millas hacia el Noroeste. Otras posibilidades que baraja la organización es que acuda al rescate el 'Temenos II', otro de los barcos participantes, que está a 329 millas al Oeste.

En tal caso, se prevén bonificaciones en tiempo. Otra solución es que fueran rescatados por algún mercante o algún barco de pescadores de la zona. Aparte de la falta de gasoil para llegar a motor a Suráfrica, otra preocupación es la situación meteorológica, pues se esperan fuertes vientos de unos 25 nudos de intensidad, aunque no hay ninguna otra depresión fuerte a la vista y los vientos podrían beneficiarles y acercarles a tierra.

La Barcelona World Race cumple hoy un mes desde su comienzo y, como es habitual en este tipo de pruebas, el Gran Sur ha comenzado a provocar los primeros abandonos. El 'Delta' es el tercer barco que tiene que arrumbar a tierra, tras el 'PRB' francés, que abandonó el sábado por la rotura del mástil, y el 'Estrella Damm' español, que el domingo sufrió daños en un timón y se dirige a Sudáfrica para ser reparado e intentar continuar la competición.