15 de enero de 2021
4 de abril de 2012

España quiere aprovechar su condición de anfitrión y sacar billete olímpico

España quiere aprovechar su condición de anfitrión y sacar billete olímpico
STEPHANE PILLAUD

Serbia y Polonia, las principales rivales por dos plazas para los Juegos

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La selección española masculina de balonmano afrontará desde este viernes en el Centro de Tecnificación de Alicante el Preolímpico donde debe conseguir uno de los dos billetes que se reparten para acudir a los Juegos de Londres del próximo verano, para los que parte como favorito, por la condición de anfitrión y su rendimiento en los dos últimos años.

Sin embargo, será una pelea dura por estar en la capital inglesa. El extraño y enrevesado sistema de la Federación Internacional provocó que España, que se hizo con la organización de uno de los torneos gracias a su brillante bronce mundialista en 2011, pasase tras el Europeo de tener una competición más suave a una de mayor nivel y dificultad con la presencia de las duras Serbia y Polonia, con la modesta Argelia completando la terna de aspirantes.

De este modo, a los de Valero Rivera les han salido dos duros competidores para estar en Londres con los serbios, actuales subcampeones continentales, y los polacos, un combinado difícil y empapado del carácter competitivo de su técnico, Bogdan Wenta. Uno de los tres se quedará fuera y por ello el actual bronce olímpico debe hacer valer su condición de local para decantar un tanto la balanza de su lado.

España no falta a unos Juegos desde Montreal 1976, y ya para estar en Pekín 2008 tuvo que pasar un Preolímpico en Francia, también de cierta dureza con Francia, Túnez y Noruega, logrando el pasaporte tras ajustadas victorias con los africanos y los noruegos. Meses después, los entonces entrenados por Juan Carlos Pastor lograron el tercer bronce de la historia tras los de Atlanta'96 y Sydney 2000, para dar entonces el relevo al proyecto de Valero Rivera.

El entrenador aragonés comenzó a trabajar de cara fundamentalmente para estar en los Juegos de 2012, y para ello tuvo un comienzo lleno de espinas con el desastroso Mundial de Croacia en 2009, y la ligera mejoría en el Europeo de Austria de 2010. Sin embargo, su trabajo dio sus frutos a partir de ahí y en el Mundial de Suecia conquistó el bronce y empezó a dar una identidad a un combinado, que rayó a gran nivel en el siguiente gran torneo, el Europeo de Serbia, donde se quedó a las puertas del podio y perdió su primera oportunidad de clasificación directa.

Estos dos resultados y la sensación que ofrece el equipo hacen ser optimistas. Con una sobriedad defensiva, bien sea el exitoso 5-1 de 2011 o el contundente 6-0 del pasado mes de enero, España ha vuelto a ganarse el respeto del Viejo Continente. Ahora, en un examen de tres días debe refrendarlo.

Para empezar, la selección tendrá el debut clave ante Serbia. Ganar a los actuales subcampeones de Europa, de nuevo en la élite internacional tras aprovechar su calidad y su condición de anfitrión, daría tranquilidad para el resto del Preolímpico y no haría ir a remolque. Los serbios, entrenados por Veselin Vukovic, otro viejo conocido de la afición española por su paso por el Atlético de Madrid, poseen calidad, reflejada en dos temibles lanzadores como Marko Vujin y Momir Ilic, y su defensa y su portero Stanic estuvieron a un gran nivel hace tres meses.

Después, el sábado, llegaría el teórico partido más sencillo ante Argelia, la 'cenicienta' y que parece la víctima propicia de sus tres rivales, y se cerraría el domingo ante Polonia, subcampeona del mundo en 2007 y bronce en 2009, y cuarta de Europa en 2010, pero que desde entonces no ha vuelto a pelear por el podio, aunque su potencial es conocido y su dura defensa puede crear más de un quebradero de cabeza para los españoles, habituados a sufrir con 6-0 de gran poderío físico.

GARCÍA, AGUIRREZABALAGA, ROCAS Y FOLCH, NOVEDADES.

De cara a este torneo, Rivera prácticamente no ha tocado la base del equipo con el que viene trabajando, aunque ha dejado fuera al veterano Alberto Entrerríos y al extremo Roberto García Parrondo, clave en el 5-1, ambos lesionados y del Atlético, y a Iker Romero (Fuchse) y 'Juanín' García (FC Barcelona Intersport) por decisión técnica.

En su lugar entran jugadores que ya conoce y que atraviesan un buen momento como Antonio García, del Reale Ademar León, Mikel Aguirrezabalaga, del FC Barcelona Intersport, otro veterano como el también azulgrana Albert Rocas y a su hijo Valero Rivera Folch, que está brillando como extremo del Nantes francés.

El resto es el bloque conocido de las dos últimas grandes citas internacionales, con el añadido de que el seleccionador ha decidido esperar a ver si puede contar con el guardameta Arpad Sterbik, que se perdió el Europeo para solucionar su leve problema cardiaco y que volvió a lesionarse y parece complicado que esté a tiempo. De todos modos, José Manuel Sierra ya demostró ser un sustituto de plenas garantías.

--CALENDARIO DE PARTIDOS.

Viernes.

Polonia - Argelia 17.30.

ESPAÑA - Serbia 20.15.

Sábado.

Polonia - Serbia 17.30.

ESPAÑA - Argelia 20.15.

Domingo.

Argelia - Serbia 17.30.

ESPAÑA - Polonia 20.16.