19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 15 de febrero de 2008

    La estadounidense Mónica Seles anuncia su retirada oficial a los 34 años

    MIAMI (ESTADOS UNIDOS), 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La tenista estadounidense Mónica Seles, ex número uno del mundo en la década de los 90, anunció hoy a los 34 años su retirada deportivo, pese a que llevaba desde 2003 alejada de las canchas de tenis.

    La jugadora, de origen serbio, fue una de las grandes dominadoras entre el principio de los 90 y el final del siglo XX, y se adjudicó un total de nueve 'grandes': tres Roland Garros (1990, 1991 y 1992), cuatro Abiertos de Australia (1991, 1992, 1993 y 1996) y dos Abiertos de los Estados Unidos (1991 y 1992).

    Sin embargo, nunca pudo levantar el trofeo en el All England Tennis Club y sobre la hierba de Wimbledon sólo pudo alcanzar una final en toda su carrera, la de 1992, ante la alemana Steffi Graff, con la que vivió una gran rivalidad deportiva, lastrada por únicamente por un fatal suceso.

    Seles fue víctima de un apuñalamiento en 1993 por parte de un espectador alemán, Gunter Parche, fanático declarado de Graff, que había perdido el trono mundial del tenis femenino ante el prodigio zurdo de Novi Sad.

    La estadounidense estuvo apartada de las pista durante mucho tiempo, pero aún tuvo arrestos para volver a jugar y codearse con las mejores en 1995. Disputó la final en Nueva York ante Graff y un meses después conquistó su cuarto Australian Open tras derrotar a la germana Anke Huber.

    Ese mismo año volvió a toparse con su gran rival en Flushing Meadows y ya no jugó una gran final hasta 1998, en Roland Garros, donde perdió ante la español Arantxa Sánchez-Vicario, su última en un 'grande' a nivel individual.

    Un total de 53 títulos (el último logrado en Madrid), dos Copas Federación (1996 y 2000) y una medalla de bronce en Sidney 2000 adornan el palmarés de Seles, que no jugaba un partido oficial desde Roland Garros de 2003 cuando cayó en la primera ronda ante la rusa Nadia Petrova.