5 de marzo de 2021
25 de enero de 2021

Nadal: "Se debería intentar obviar una queja excesiva por estar 14 días en una habitación"

Nadal: "Se debería intentar obviar una queja excesiva por estar 14 días en una habitación"
Rafa Nadal a su llegada al aeropuerto de Adelaida el pasado 14 de enero - AAPIMAGE / DPA

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Rafa Nadal expresó su "máxima solidaridad" con los jugadores que están teniendo un confinamiento complicado para poder jugar en el Abierto de Australia, pero también les pidió "obviar una queja excesiva por estar 14 días en una habitación" por lo que se está viviendo a nivel mundial con la pandemia de coronavirus.

"Lo primero, máxima solidaridad con los compañeros que lo están viviendo (el confinamiento en Australia) de una manera más desagradable, porque estar 14 días en una habitación no es agradable y espero que lo pasen lo menos mal posible y que cuando salgan tengan todas las ventajas posibles para su preparación", señaló Nadal en una entrevista a la cadena 'ESPN' en Argentina.

Sin embargo, el balear recordó que se está viviendo "una situación mundialmente muy dura" y que "estar 14 días confinados es desagradable pero comparado con lo que ocurre en el mundo es una renuncia". "Los que vivimos en países golpeados por esto, vivimos historias tristísimas a diario y cuando ocurren cosas de este tipo a diario, creo que la queja excesiva por estar 14 días en una habitación se debería intentar obviar", advirtió.

El número dos del mundo recalcó que, a pesar de la pandemia, los tenistas pueden tener "la suerte de competir" y que están "en hoteles de cinco estrellas y con comida", y rodeados de gente que les cuidan e "intentan hacerlo lo mejor posible". "Aplaudo a todos aquellos que tengan una actitud positiva y comprensiva", aseguró.

Nadal ve "entendible" y "totalmente respetable" que haya críticas sobre que los jugadores más importantes tengan mejores condiciones, aunque aclaró que tiene "visión un poco distinta de otros jugadores". "Aquí en Adelaida tenemos condiciones mejores que la mayoría que están en Melbourne, pero hay jugadores allí que tienen habitaciones más grandes que otros que no pueden tener contacto con su entrenador", puntualizó el ganador de 20 'grandes', que en Adelaida dispone de "cuatro horas y media para poder salir de la habitación".

Para el manacorí, "es un tema de ética", aunque también subrayó que no había "oído" a ningún jugador que esté en Melbourne quejarse por tener "una habitación mejor" que otros de allí o sobre los que están confinados "sin poder entrenar" por viajar a Australia con un caso positivo en su vuelo.

"Siempre se mira hacia arriba. Todos intentamos sacar el máximo rendimiento posible dentro de nuestras posibilidades y al final tenemos que ayudarnos entre nosotros. Algunos necesitan hacer público todas estas cosas para ayudar, y otros lo hacemos de manera más privada", añadió el español, en lo que pudo ser un mensaje al serbio Novak Djokovic y su criticada carta al Abierto de Australia para que relajasen algo las medidas.

Por otro lado, de cara a la nueva temporada, dejó claro que no le obsesiona ser el número uno y que no tiene nada que ver que se apuntase al torneo de Rotterdam ante la posibilidad de serlo en marzo si dan los resultados. "Me apunté a Rotterdam porque se canceló Indian Wells, no por ninguna otra cosa", admitió.

Tampoco le obsesiona superar al suizo Roger Federer en número de 'Grand Slams' tras igualarle con 20 el año pasado. "Si tuviera que elegir (como objetivo) diría que sí, pero estar pendiente de ello continuamente, no. Claro que me encantaría y dentro de mis objetivos puede ser uno, pero mi forma de encarar los 'grades' siempre es igual y no por el hecho de estar a uno de ser momentáneamente el que más tiene me cambia la motivación o me añade presión. Siempre compito con la máxima ilusión y l máxima motivación", zanjó.

NO LE OBSESIONA SER NÚMERO UNO NI GANAR SU 21º 'GRANDE'

Por ello, Nadal tiene "siempre los mismos objetivos". "El primero y primordial, tener salud, y el segundo, ser feliz", comentó. "Quiero tener la oportunidad en todos los torneos de ser competitivo y darme opciones de luchar por hacer un buen resultado", resaltó.

Finalmente, el 13 veces ganador de Roland Garros reconoció que uno "tiene que evolucionar siempre para intentar mantenerse al máximo nivel". "Mi juego ha estado en una continua evolución y eso me ha permitido estar a los 34 años en una posición de privilegio y seguir compitiendo por las cosas que he competido tantos años. Todo es fruto de la determinación e ilusión y de tener gente al lado que han ayudado de forma decisiva en muchos momentos complicados que he tenido en forma de lesiones", sentenció.

Para leer más