28 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

Tenis.- (Ampl) La Policía encuentra en Sevilla "gran parte" de la cubierta robada de la Copa Davis

Silva pone su cargo y el del gerente del IMD a disposición de IU por si hubiera que depurar más responsabilidades

SEVILLA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha encontrado "gran parte" de la cubierta del Estadio Olímpico, adquirida para la celebración de la final de la Copa Davis 2004, entre las barriadas de Amate y Torreblanca, según adelantó hoy el concejal de Juventud y Deporte del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Manuel Silva (IULV-CA).

En rueda de prensa, Silva precisó que la estructura, descubierta entre una nave de Amate y Torreblanca, ha aparecido "casi en su totalidad", aunque "faltan algunos elementos", y añadió que las primeras informaciones apuntan a la detención de dos personas.

En este sentido, el edil responsable del Instituto Municipal de Deportes (IMD) afirmó que no se trata de una "negligencia de gestión", sino un "robo contra el Ayuntamiento" y aseguró que el material no estaba "malguardado", por lo que a su juicio no se habría incumplido el artículo 75 de la Ley de Bienes de las Entidades Locales de Andalucía.

Del mismo modo, responsabilizó de la situación al ya cesado jefe del Servicio de Obras y Proyectos del IMD, José Luis Pardillo, que según explicó "el miércoles 19 de abril hacia el final de la jornada entregó un informe al vicegerente que se diluyó entre el resto de documentos".

En dicho escrito, Silva aseguró que no se hacía referencia al robo hasta la tercera página, donde se pone de manifiesta la "sustracción de piezas de la estructura", pese a que "una caso así no era para redactar un informe, sino para entrar en el despacho a voces".

Asimismo, el concejal de Deportes aseguró que Pardillo, como técnico responsable, no recomendó que se habilitara un sistema de vigilancia específica y "cuando se tuvo conocimiento del retraso de las obras del polideportivo de Sevilla Este por falta de fondos de la Junta de Andalucía se mantuvo la decisión de no asegurar la cubierta ni otra medida extraordinaria".

También hizo referencia a un informe del pasado 22 de marzo de la empresa Lanik, a la que se adquirió la cubierta y de la que se obtuvo un compromiso para la reposición de piezas en caso de hurtos menores o desgaste, en el que se aseguraba que "la cubierta estaba completa y correctamente precintada para su traslado" al Polígono Sur.

Igualmente, reconoció que "se tuvo conocimiento de agresiones menores a la cubierta", aunque garantizó la realización de inspecciones "oculares" semanales sobre el estado del material, que según señaló pudo haber sido robado durante Semana Santa.

CARGOS A DISPOSICION DE IU.

No obstante, aclaró que "el compromiso del gobierno municipal con la depuración de responsabilidades es total", por lo que puso su cargo y el del gerente del IMD, José Manuel García, "a disposición de IU por si en un futuro nuevas informaciones generaran más responsabilidades".

Insistió, por tanto, en la responsabilidad del ex jefe del Servicio de Obras y Proyectos del IMD, quien en su opinión "cometió una negligencia", ya que "no fue capaz de ver lo singular de esta estructura o lo apetecible que podría resultar y nunca cursó solicitud para el establecimiento de vigilancia".

Por otro lado, cifró en 228.000 euros el "valor real de la estructura", ya que fue ésta la cantidad pagada por el Ayuntamiento a Diputación y Junta de Andalucía, que colaboraron en la adquisición de la cubierta, para su reutilización en los centros deportivos de La Paz y Sevilla Este.

"La cubierta es un bien adquirido con un objetivo concreto, la final de la Copa Davis, con la que la ciudad obtuvo un gran beneficio económico, por lo que ya está amortizada", añadió García, que compareció junto a Silva en la rueda de prensa de hoy.

CRITICAS A PP.

No faltaron las críticas al grupo municipal popular, que informó a los medios de comunicación sobre la desaparición de la cubierta el pasado viernes, al que acusó de "preferir la rentabilidad mediática al interés ciudadano".

Para Silva, el portavoz del PP, Jaime Raynaud, "asume una actitud de deslealtad institucional al omitir cualquier comunicación al respecto al alcalde de la ciudad, al concejal de Gobernación o al concejal de Deportes" y le achacó que no informara a la Policía de un "hecho de tal calibre".