20 de febrero de 2019
  • Martes, 19 de Febrero
  • Lunes, 18 de Febrero
  • Viernes, 15 de Febrero
  • Jueves, 14 de Febrero
  • Miércoles, 13 de Febrero
  • Martes, 12 de Febrero
  • 4 de febrero de 2019

    Esta simple ilustración muestra por qué los seres humanos a menudo no se entienden

    • Esta simple ilustración muestra por qué los seres humanos a menudo no se entienden
    FACEBOOK

    EDIZIONES, 4 de feb.

    En las relaciones humanas no siempre se coincide con un mismo punto de vista, una misma manera de ver la vida o de actuar ante determinadas situaciones. Sucede en todo tipo de relaciones, de amistad, de trabajo, o de pareja y, a menudo, no logramos entender a esa persona o a su forma de actuar por no poner en perspectiva la situación.

    Tener intención para entender a la otra persona no es suficiente en muchas ocasiones, pero es el primer paso hacia el éxito de nuestro cometido. Lo siguiente es tratar de cambiar nuestra perspectiva, nuestro punto de vista, en definitiva, empatizar. Es decir, ponerse realmente en el lugar de la otra persona para abordar, desde su punto de vista, el problema o la situación y entenderlo.

    Dicho con palabras, quizá, cueste esfuerzo entender este ejercicio de empatía. En este sentido, la siguiente ilustración con historia y moraleja final, que se ha popularizado en Internet y redes sociales en los últimos días, ayuda a entender mejor el motivo por el que, a menudo, los seres humanos no llegamos a entendernos.

    moraleja

    La historia:

    El hombre no sabe que hay una serpiente debajo. La mujer no sabe que hay una enorme roca presionando al hombre.

    La mujer piensa: "¡Me voy a caer! Y no puedo escalar porque, si no, la serpiente me muerde. ¿Por qué el hombre no usa un poco más de fuerza y me saca de aquí?",

    El hombre piensa: ¡Me duele todo! De hecho, estoy tirando de ella todo lo que puedo. ¿Por qué no trata de trepar con un poco más de esfuerzo?".

    La moraleja:

    A simple vista, no se puede ver la presión a la que está sometida una persona desde abajo, así como tampoco la otra persona puede ver el dolor que está sintiendo en ese momento desde arriba. Así es la vida. No importa si se trata del trabajo, la familia, los sentimientos, los amigos, deberíamos intentar entender a la otra persona y aprender a pensar diferente: "Pensar en los demás para comunicarse mejor".

    Contador