17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    Economía/AVE.- El Estado recurre la obligación de facilitar el proyecto de túnel del AVE a la Sagrada Familia

    BARCELONA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Estado ha recurrido en casación ante el Tribunal Supremo (TS) el auto de la Audiencia Nacional que le obliga a facilitar el proyecto de construcción del túnel del AVE por Barcelona a la Junta Constructora de la Sagrada Familia, para que valore el riesgo de las obras del túnel proyectado entre las estaciones de Sants y la futura de la Sagrera.

    La Audiencia Nacional respondió el 23 de enero a una petición de medida cautelar para suspender las obras presentada el 2 de octubre de 2007 por la Junta Constructora, que considera que hacen peligrar la Sagrada Familia.

    La Audiencia no paró el proceso de construcción del túnel pero determinó que las administraciones tenían que valorar si había riesgo para el templo durante la elaboración del proyecto.

    La Junta Constructora interpuso un recurso de súplica que pedía a la Audiencia Nacional obligar al Estado a facilitarle el proyecto, ya que no ve bien que "quien tenga que valorar si hay riesgo o no sea el autor del proyecto", según recordó hoy el abogado de la Junta Constructora, Jordi Abel. La Audiencia aceptó el recurso.

    En una rueda de prensa para hacer balance de las visitas durante el último año a la Sagrada Familia y los avances en su construcción, Abel explicó que el abogado del Estado presentó el recurso el 11 de mayo al entender que el auto de la Audiencia Nacional "no se ajusta al derecho", según el texto del propio recurso.

    La junta quiere determinar con diversos arquitectos, ingenieros y otros expertos si las obras del túnel se adaptan a la Ley del Patrimonio Cultural Catalán de protección de los monumentos, así como a los principios de precaución y seguridad del templo. "¿Tan mal hecho está el proyecto que se niegan a que se pueda valorar el riesgo y si infringe la normativa catalana de protección del patrimonio?", se preguntó Abel.

    "TEMERIDAD JURÍDICA".

    El presidente delegado de la junta, Joan Rigol, vio hoy como "una temeridad jurídica" el considerar que ya está todo decidido teniendo en cuenta "tal y como está el proceso judicial". Lamentó que la "percepción" de que el trazado del túnel ya es fijo haya "calado en la opinión pública".

    Abel recordó el proceso en el que se ha visto involucrada la Junta Constructora después de que en otoño de 2007 presentara una medida cautelar ante la Audiencia Nacional para pedir la suspensión de las obras, al entender que la construcción del túnel del AVE a 70 centímetros de los cimientos de la Sagrada Familia puede ser peligroso para la estabilidad del templo.

    La Audiencia Nacional denegó la suspensión cautelar --al igual que hizo con otro recurso en el mismo sentido presentado por la Plataforma Ave pel Litoral el 24 de octubre de 2007-- porque por el momento sólo existía oficialmente el estudio de las obras. Pero determinó que si las administraciones veían que en el proyecto se ponía en peligro el templo, lo tenían que poner en conocimiento de la Audiencia Nacional, así como estudiar trazados alternativos.

    La Junta Constructora interpuso el recurso de súplica al querer valorar el riesgo para la Sagrada Familia por su cuenta, y la Audiencia Nacional aceptó que se le facilite el proyecto para que lo determine. Sin embargo, el Estado lo ha recurrido; un acto de trámite y no una resolución, según destacó el abogado.

    El Supremo podrá tardar de tres a cinco meses en estimar si lo admite a trámite, según vaticinó Abel. Dijo que, en caso de que lo aceptara, el proceso se alargará entre tres y cuatro años antes de que llegue a una resolución. Por ello, el abogado no descartó que más adelante la Junta Constructora tenga que volver a pedir una suspensión cautelar de las obras.