27 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

Programa PSOE.- El PSOE propone un "nivel de tolerancia cero" con la corrupción urbanística en los ayuntamientos

Plantea nuevas ayudas municipales para los propietarios de pisos vacíos que los alquilen a jóvenes

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PSOE se ha propuesto un "nivel de tolerancia cero" con la corrupción urbanística como principal objetivo de su programa electoral de cara a los comicios del mes de mayo, así como movilizar los pisos vacíos existentes para su salida al mercado del alquiler.

El borrador del programa marco socialista para las elecciones municipales, al que tuvo acceso Europa Press, dispone medidas para imposibilitar "la transacción mercantil de las potestades públicas a cambio de la facultad de reclasificar o recalificar suelos", lo que, asegura, vulnera "flagrantemente" la función pública del urbanismo.

Una de ellas prevé "limitar las modificaciones de Plan que conlleven reclasificaciones puntuales de suelo urbanizable", y que, según matizan, "deben ser excepcionales" e "ineludiblemente" posteriores a la revisión del Plan General.

Asimismo, el documento propone también una "nueva regulación de los procedimientos de planificación urbanística y territorial, la mejora de los mecanismos de información pública y el desarrollo de registros públicos actualizados de planeamientos urbanístico, así como de registros públicos relativos a los expedientes de ejecución del planeamiento".

Con este ánimo, se planifica la creación de "consejos sociales de urbanismo", como órganos consultivos, y la participación de los miembros de la oposición en las empresas municipales de Suelo y Vivienda.

Otras de las medidas propuestas son la aplicación de un régimen de incompatibilidades de los políticos y técnicos responsables de la gestión urbanística, así como el refuerzo de los mecanismos de control para la detección de actuaciones legales.

NUEVAS AYUDAS AL ALQUILER.

Por otro lado, el PSOE apuesta por el fomento del alquiler mediante la dotación de "nuevas ayudas" para los propietarios de inmuebles desocupados cuando éstos se destinen para su arrendamiento a jóvenes a un coste equivalente al de las viviendas de VPO en alquiler.

Además, prevé la creación de servicios municipales "para la intermediación en la movilización de las viviendas vacías hacia el alquiler".

Asimismo, el Ministerio de Vivienda quiere suscribir acuerdos con los entes locales para "reducir los riesgos reales del mercado del alquiler", mediante el fomento de la contratación escrita o la ampliación de la gama de seguros existentes.

Los principales beneficiarios de esta política de fomento del alquiler desde los ayuntamientos serán los jóvenes, a los que se destinarán "programas de apartamentos o viviendas 'compartidas'".

MÁS VIVIENDA DE PROTECCIÓN.

El PSOE apostará también por la creación de "importantes" patrimonios públicos de suelo y por favorecer "el mayor parque posible de viviendas de protección pública".

Además, cuando se utilice este sistema de promoción "se primará a los agentes urbanizadores y edificadores o rehabilitadores, que ofrezcan mayor proporción de viviendas protegidas o mejores condiciones de precio final de venta o alquiler".

Nuevamente, el programa incluye el establecimiento de reservas obligatorias en los planeamientos para la creación de VPO de acuerdo con la legislación autonómica y estatal, así como el uso preferente de suelos públicos para VPO dando prioridad a regímenes en los que se conserve la titularidad pública del suelo, con el objetivo de establecer parques "permanentes" de viviendas sometidas a control público.

Por último, el programa establece la obligación de disponer un 50% de las VPO para los "sectores menos favorecidos económicamente".

Dentro de la política social de vivienda, propone un Plan Integral de Alojamiento Social mediante la elaboración de ordenanzas municipales que regulen la conversión de bajos comerciales y lonjas en viviendas.

LIMITAR EL CRECIMIENTO URBANO.

El documento declara también la necesidad de establecer "límites racionales al crecimiento urbano", en función de las demandas "demográficas y económicas, reales y potenciales". Ello implica, según el PSOE, favorecer el crecimiento de los núcleos urbanos ya existentes.

El PSOE entiende que, en este contexto, deben ser los ayuntamientos de los responsables del proceso de producción de suelo urbanizado.

El PSOE discutirá estas propuestas en su Comité Federal del próximo 3 de marzo, momento en el que se podrán introducir modificaciones en el texto.