2 de diciembre de 2020
24 de abril de 2006

COMUNICADO: Test para incubar células madre

ESTRASBURGO, Francia, April 24 /PRNewswire/ -- Los hombres podrían asustarse con la idea, pero las células madre productoras de esperma encontradas en los testículos podrían extraerse, cultivarse en laboratorio y congelarse para un futuro uso. Un equipo de los Países Bajos ha recogido con éxito células madre espermatogónicas de vacas y las ha cultivado en ratones de laboratorio. La esperanza es que eso mismo pueda hacerse con humanos. "Es una vía prometedora para ayudar a pacientes de cáncer jóvenes sometidos a la quimioterapia", dijo Dirk de Rooij de la Universidad de Utrecht , Países Bajos, a los participantes reunidos en la primera conferencia EuroSTELLS de Venecia el mes pasado.

El equipo de investigación encontró un número abundante de células madre espermatogónicas bovinas en los ratones de laboratorio, ya que les resultaba difícil encontrarlas en secciones de tejido. Una vez que los investigadores aprendieron a aislar estas células productoras de espermatozoide y tan difíciles de conseguir de las crías del toro, las transplantaron en ratones. A pesar de los circundantes exteriores, las células bovinas sobrevivieron durante largos períodos, hasta los tres meses, aunque fracasaron en el desarrollo completo en el esperma, dijo de Rooij.

"Nuestros planes son desarrollar un sistema de cultivo para células madre espermatogénicas", dijo de Rooij a los asistentes a la conferencia. Aunque se admite que el salto a los humanos es considerable, las pruebas colonizadas con ratones ya están generando buenas expectativas.

Nos gustaría saber cómo cultivar células madre espermatogénicas para restaurar la fertilidad masculina tras el tratamiento del cáncer", dice Hannu Sariola, de la Universidad de Helsinki en Finlandia, que también trabaja hacia una meta similar.

Extrañamente, un factor de crecimiento de las células cerebrales también presenta una fuerte influencia sobre las células madre espermatogénicas. El factor neurotrófico derivado de la célula glial (GDNF) está también implicado en la espermatogénesis: Los niveles son altos durante el período neonatal y se reducen en la edad adulta. Además, los ratones que han sido manipulados genéticamente para expresar altos niveles de GDNF en los test producen enormes núcleos de células madre espermatogénicas. Pero el riesgo de cáncer aumenta también, de forma que no sólo se trata de abrir el grifo de GDNF indiscriminadamente. Debe regularse estrictamente, dijo Sariola.

Los investigadores holandeses también están buscando las condiciones ideales y los nutrientes que convertirán las células madre espermatogénicas en esperma. Hasta ahora, han descubierto que los factores de crecimiento GDNF y el factor de crecimiento de fibroblastos (FGF) parecen ser necesario para mejorar el crecimiento celular. El próximo paso del equipo es transplantar células humanas y de monos en sistemas de pruebas con ratones.

"Es extraordinario que los ratones puedan soportar estas células bovinas en cultivo", dice Elaine Dzierzak, que coordina un proyecto EuroSTELLS en el Centro médico de la Universidad Erasmus en Rotterdam. Los cultivos testiculares también podrían probar un sistema ideal para probar los compuestos que afectan a la producción de esperma como los disruptores endocrinos o los fármacos terapéuticos.

[TAB]

Jens Persson

Número de teléfono: +33-3-88-76-21-58

E-mail: jpersson@esf.org

Teléfono móvil: +33-682-303150

Jens Persson, Número de teléfono: +33-3-88-76-21-58

E-mail: jpersson@esf.org

Teléfono móvil: +33-682-303150

[FTAB]

Jens Persson Número de teléfono: +33-3-88-76-21-58 E-mail: jpersson@esf.org Teléfono móvil: +33-682-303150; Jens Persson, Número de teléfono: +33-3-88-76-21-58 E-mail: jpersson@esf.org Teléfono móvil: +33-682-303150