24 de noviembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Economía/Empresas.- La agencia rusa de control de aguas retira la licencia a una subcontrata de Shell en Sajalín 2

MOSCU, 7 Dic. (EP/AP) -

La agencia rusa de protección de aguas retiró la licencia de operaciones de licuado de gas natural a una subcontrata de la petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell tras alegar repetidas vulneraciones de la normativa.

Esta subsidiaria, Starstroi, deberá corregir los problemas detectados antes de dos meses si no quiere ver revocadas sus doce licencias de operaciones, señaló el Ministerio de Recursos Naturales, que considera que la empresa ha violado la regulación sobre aguas en la construcción de un gasoducto.

Desde el verano, las autoridades rusas han amenazado con retirar los permisos de operaciones de Shell en el proyecto Sajalín 2, debido al impacto ecológico de las actividades previstas.

Las diferencias entre Shell y el Kremlin comenzaron a finales del año pasado, cuando la compañía anunció que el proyecto tendrá un precio final de 22.000 millones de dólares (16.600 millones de euros), cerca del doble de lo previsto. El consorcio encargado de la explotación del bloque Sajalín 2, en el Extremo Oriente ruso, está controlado al 55% por Shell.