18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 14 de enero de 2009

    Las ventas de gas natural en España crecieron un 10% en 2008 gracias a la generación de electricidad

    MADRID, 14 Ene. (OTR/PRESS) -

    La demanda de gas natural en España alcanzó en 2008 los 448,9 teravatios por hora (TWh) lo que supone un aumento del 9,9% respecto al año anterior, según datos provisionales difundidos por la Asociación Española del Gas (Sedigas). Una tercera parte (32,8%) de la electricidad producida el pasado año en España procedía de plantas de ciclo combinado a gas, con lo que el gas se posiciona como la primera fuente de energía para la generación eléctrica. España recibe gas de hasta diez países suministradores.

    El aumento de la demanda por parte de las centrales de ciclo combinado fue el factor determinante del progreso de las ventas de gas el pasado ejercicio, con un crecimiento del 31,5% en relación con 2007, en tanto que la producción de electricidad de las centrales térmicas de fuel-gas se ha mantenido estable. El avance del gas natural en generación eléctrica se produjo en un contexto en el que el crecimiento de la demanda de electricidad en España fue del 0,88%, según datos de Red Eléctrica Española (REE).

    Sedigas destacó que de toda la electricidad producida el año pasado en España, cerca de una tercera parte (32,8%) procede de plantas de ciclo combinado a gas, con lo que el gas se posiciona como la primera fuente de energía para la generación eléctrica.

    Entre las causas exógenas que favorecieron la demanda de gas para generación eléctrica, están el aumento del precio del carbón y el bajo régimen de lluvias en la primera parte del año, que conllevaron un descenso de reservas hidráulicas de los embalses peninsulares y, por tanto, de la producción hidroeléctrica. Según REE, la producción hidroeléctrica descendió un 18,7% en 2008. Por el contrario, la producción eólica dirigida a la generación de electricidad aumentó en un 15,4%.

    Al cierre del año, las centrales de ciclo combinado alimentadas a gas alcanzaron una potencia de unos 21.400 MW, repartida entre 54 grupos.

    ESPAÑA RECIBE GAS DE DIEZ PAISES

    La legislación española favorece la diversificación de suministro, ya que establece que la cuota máxima de gas natural que puede importar España de un mismo país es de un 50% del suministro. Así España, que se encuentra entre los países más diversificados de Europa, recibe gas de hasta diez países suministradores, entre los que figuran Argelia (35%), Nigeria (20%), Egipto (12%), Qatar (12%), Trinidad y Tobago (11%) y Noruega (5%), en un sistema mixto de gasoducto y gas natural licuado por buque.

    Según los datos provisionales, la longitud de la red en 2008 alcanzó los 68.000 kilómetros, con un crecimiento del 7%; el número de clientes ha llegado a los siete millones, y los municipios con servicio de gas natural han pasado de 1.325 en 2007 a 1.375 el pasado año. La estimación de la participación del gas natural en el consumo de energía primaria en España se sitúa en un 24%, ligeramente por debajo de la media europea, que supera el 25%.