18 de septiembre de 2019
7 de junio de 2009

El cambio de modelo energético creará más de medio millón de empleos, según Acciona

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La transición efectiva hacia un modelo energético más sostenible puede crear alrededor de 600.000 nuevos empleos en España hasta el año 2030 y arrojar un balance positivo para la economía nacional en términos de PIB, aseguró hoy el director general de Energía de Acciona, Esteban Morrás.

"El cambio de modelo energético es la mayor oportunidad disponible para salir de la crisis", aseguró el alto ejecutivo de Acciona durante su intervención en el I Congreso Nacional Pyme y Medio Ambiente.

Morrás considera "especialmente urgente" en España este cambio de modelo energético, por el crecimiento de las emisiones de CO2, su elevada dependencia energética exterior y la escalada del desempleo.

Ante este escenario, el directivo de Acciona defendió que el país está "muy bien posicionado" para liderar el proceso de transición energética.

Según destacó, España es el tercer mercado eólico mundial y el segundo en energía solar, y la industria nacional de las renovables ha creado ya unos 190.000 empleos directos e indirectos. Además, subrayó que cuenta con empresas líderes mundiales en promoción eólica y fabricación de aerogeneradores.

"No podemos dejar escapar esta oportunidad, porque los países que hoy sean pioneros en energías renovables serán los líderes energéticos del futuro", advirtió Morrás.

IMPULSO DE LA INVERSIÓN.

No obstante, el directivo de Acciona incidió en que ello requiere un impulso de los poderes públicos y del mundo empresarial para abordar una inversión de 487.000 millones de euros hasta 2030 (unos 22.100 millones de euros anuales de media, equivalentes al 2,2% del PIB actual), el triple respecto a la inversión prevista de mantenerse la tendencia actual.

El 88% de la inversión requerida correspondería a capital privado y el 12% a fondos públicos en el conjunto del período considerado. Este incremento de la inversión se vería compensado por el ahorro en importaciones energéticas por valor de 350.000 millones de euros en el mismo período.

En su opinión, existen tres objetivos en la materia alcanzables para el horizonte del año 2030. Estos retos pasan por lograr que la mitad de las necesidades de electricidad procedan de fuentes renovables; que la mitad de los vehículos sean eléctricos puros e híbridos recargables y una reducción del 50% en las emisiones en el sector residencial y terciario, a través fundamentalmente de medidas de ahorro y eficiencia.

Conseguir dichos objetivos requiere, según Morrás, una "decidida y coordinada" actuación en ámbitos como el desarrollo de las tecnologías renovables de generación eléctrica, la I+D en tecnologías no emisoras de gran escala, el transporte, el desarrollo de redes inteligentes, la eficiencia energética en la edificación y el impulso de la bioenergía.